• Licenciada en Mercadotecnia
  • Directora Ejecutiva de Tribuna Comunicación
  • Secretaria de la Cámara de la Industria de la Radio y Televisión Delegación Puebla, Tlaxcala (CIRT)
  • Diplomados en Liderazgo en mujeres, Finanzas y Administración de empresas

Desde los 3 años tomé clases de ballet clásico, mi mamá, Patricia Rosano, me impulsó en todo momento para seguir en esta disciplina; realicé diferentes exámenes con instructores de Inglaterra lo que me permitió subir de nivel y después de 11 años me certifiqué. A mis 14 años, mi mentora Alma Porras, me invitó a ser auxiliar de sus clases, 6 meses después ya era maestra de mi propio grupo, empecé con niñas de 3 años, luego de 5, y cada vez con alumnas más grandes, incluso mayores que yo; conocí todos los grados, ahí empezó mi emprendimiento. Estuve 4 años dando clases en la escuela con la maestra Porras, después de su fallecimiento seguí dando clases en su escuela, pero necesitaba dar el siguiente paso. Cuando entré a la UDLAP, a la par de estudiar la carrera de mercadotecnia, monté mi escuela de danza. Mis papás me apoyaron muchísimo, tenía solo 20 años, pero muchas ganas de empezar un negocio propio; incluso la elección de mi carrera fue más por el área administrativa y creativa, que por la publicidad. Al segundo mes de funcionamiento de la Academia de Danza y Salud de Puebla, nombre de mi escuela, ya se sostenía sola, llegué a tener 120 alumnas en diferentes disciplinas relacionadas con la danza. Parte del éxito fue involucrar a las mamás, brindándoles un espacio para ejercitarse mientras esperaban a sus hijas. Fueron 4 años muy intensos, estaba en múltiples actividades, trabajaba, estudiaba, tenía tiempo para familia y amigos, pero al terminar la licenciatura sentí que me faltaba algo, no era suficiente la academia, tenía la inquietud de poner en marcha mi profesión con una agencia de mercadotecnia; hablé con mi papá, Mario Montero, sobre los proyectos que tenía en mente y él me compartió lo que en ese entonces era obra negra del proyecto que hoy está consolidado: Grupo Tribuna Comunicación. Así empecé a involucrarme en la radio y a la par seguí con la escuela de danza, después de un año decidí enfocar toda mi atención en los medios y dejar a un lado un negocio que era mi pasión, pero por otro lado estaba la responsabilidad del patrimonio familiar de 3 generaciones. Me integré de lleno a trabajar con mi abuelo, Don Enrique Montero, quien ha sido mi guía y hemos logrado una mancuerna increíble. Él a sus 89 años sigue actualizándose y comparte conmigo su experiencia que, combinada con mi visión de nueva generación, conocimiento en estrategias mercadológicas y un equipo profesional, hemos logrado hacer un corporativo fuerte. Dentro de la empresa tomé el liderazgo en muchos aspectos, los primeros años tuvimos que hacer una reconstrucción, interna y externa. Cambiar de personal, la imagen de las marcas, crear más unidades de negocios y consolidar las existentes, hoy son 6 unidades de negocios, 3 más que al inicio, además implementamos herramientas tecnológicas, y me involucré en la parte administrativa, esa área necesitaba orden, hasta la fecha me toca ser dura, porque mis resultados también dependen de los números, no puedo dejarlos de lado, sin dejar de ser humana, es parte del equilibrio. Llevo casi 8 años en el grupo y estoy feliz con lo que hago, todo el tiempo estoy innovando, probando cosas y proyectos con mi equipo de trabajo, me encanta que sean proactivos, ir aterrizando sus proyectos, porque son grandes creativos. Estoy segura que nada se hace solo, éxito o fracaso es un tema de equipo, si una parte falla va mermando poco a poco a todos. Estar en Tribuna Comunicación me ha permitido cumplir mis metas, la agencia de mercadotecnia que quería tener es una de las unidades de negocio del grupo, me siento muy satisfecha y exitosa, porque no solo cumplí ese sueño, sino que generamos fuente de trabajo formal para más de 90 familias.

Hoy las mujeres somos reconocidas y ganamos espacios porque aportamos mucho

Actualmente las mujeres abrimos brecha, tenemos más ventajas, en las empresas cada vez buscan más mujeres porque somos dedicadas y comprometidas; aunque tengamos más roles, como esposa, mamá, etc. ¡Somos muy valiosas! Claro que ha habido limitantes por ser mujer, sobre todo en el giro de medios de comunicación, que en su mayoría es dirigido por hombres, pero ahora también estamos dentro logrando cosas importantes. Estar al frente de un medio de comunicación y que sea la empresa familiar, es muy complicado, realicé estudios en administración de negocios familiares para ser acertiva en la toma de decisiones, hay elecciones que se hacen por amor o por consideración y eso no es sano. Para muchas personas el hecho de que yo ocupara un lugar en la empresa se debía a que soy de la familia, eso generó envidia, desvalorización de parte del personal hacia mí; me tocó demostrar mis conocimientos y ganarme el respeto de todos los integrantes. Actualmente nuestros colaboradores están comprometidos, me han enseñado mucho, son personas increíbles que, con más de 40 años en la empresa, han tenido la humildad de cambiar sus perspectivas, se han dado la oportunidad de conocerme y reconocer mis capacidades, eso no lo pago con nada. Ser mujer me ha ayudado a ser más empática, para mí todas las personas son muy valiosas y se merecen lo mejor, por eso buscamos tener los mejores servicios y productos para nuestros clientes, ser un catalizador de ayuda a nuestros radioescuchas, a través de áreas como Tribuna Vigila. Somos un enlace entre sociedad y gobierno, porque ser un medio de comunicación nos da la responsabilidad de generar enlaces de ayuda, educación, información y entretenimiento. No todos los medios se enfocan en la responsabilidad que tenemos en las manos, Don Enrique siempre ha sido muy respetuoso de creencias, de dar a las personas que nos escuchan y nos llaman, información veraz, incluso el equipo de trabajo se maneja de manera muy respetuosa y responsable, eso me ha ayudado a llevar un liderazgo con seriedad.

Qué mueve a Ana Montero

Como Directora Ejecutiva tengo el compromiso de estar actualizándome para mantener a Grupo Tribuna como el número 1, nuestro motor es apoyar a la sociedad de manera responsable. Tenemos programas de medio ambiente, apoyo a niños con cáncer, a personas de la tercera edad, a mujeres líderes y emprendedoras. Colaboramos con personas que buscan bienestar en cuestión de salud mental, física y emocional; no nada más programas de radio, también con nuestros clientes, asociaciones, fundaciones, y nosotros como grupo realizamos múltiples eventos, recaudaciones y campañas dentro y fuera de nuestras posibilidades. Trabajamos con Una Nueva Esperanza, Consejo Ciudadano, realizamos placas para adultos mayores que se extravían, patrocinamos al equipo Guerreros Invencibles de AMANC, además nos sumamos a la creación del Centro de Día en el Hospital del Niño Poblano, espacio hecho para que los papás que tienen niños ahí puedan comer, bañarse y dormir, y estamos por hacer una reforestación enorme junto al Río Atoyac, eso es lo que vale la pena. En lo personal mi motor es mi abuelo, él empezó como conductor con un programa de una hora, posteriormente buscó asociarse con otros empresarios hasta llegar a ser el fundador de Tribuna y Récord Guinness con más de 14 mil emisiones y 48 años como locutor de radio. Es una gran responsabilidad cuidar su nombre, su imagen, el patrimonio familiar y todo lo que ha construido con perseverancia. Me gusta trabajar y ser un ejemplo para las mujeres, que sientan la confianza de recurrir a mí porque mi vida funciona; en mi familia, me encanta estar para ellas y que estén para mí; con las colaboradoras de Tribuna, me gusta exigir, pero también soy humana, tengo que abrir mi mente y no olvidar que son mujeres, que son mamás, no me gustaría ver a un niño en su festival porque la hice quedarse en el trabajo. Me encanta dar platicas en congresos para jóvenes o adultos, compartir la experiencia de cómo sí se puede lograr lo que te propones siendo joven, que sí se puede tener una empresa familiar exitosa y sí se puede tener una pareja.  

Compartir la vida es muy enriquecedor

Muchas veces omitimos el tema de la pareja cuando se habla de las empresarias, en muchos casos por malas experiencias, sin embargo, creo que todo se puede si sabemos priorizar, siempre y cuando tu pareja tenga el mismo nivel de madurez que tú, que entienda que tienes que trabajar, que tienes responsabilidades y que el mismo apoyo que recibe debe brindártelo. El respeto mutuo y comprensión en una pareja, se logra con respeto, madurez, ¡amor, amor, amor y mucho amor! El hombre que admira a su novia o a su esposa, que es capaz de no seguir esquemas, que la apoya, comprende y valora, es el hombre que tiene un nivel de conciencia alto. Sí lo logran tendrán la mejor pareja, recibirá todo el amor, la comprensión, el apapacho, el respeto y todo lo mejor que como mujer podemos dar. Claro que es una responsabilidad mutua, como mujer podemos priorizar, hacer muchas cosas, organizarnos, tomar responsabilidades, pero como pareja implica a dos. Las mujeres que dicen “soy emprendedora, muy trabajadora pero no encuentro pareja”, quizá estén en el lugar equivocado, porque creo que los hombres sí tienen la capacidad de ser conscientes, maduros y comprensivos, ¡sí se puede! Los hombres que son así, ¡felicitaciones!, no debe ser fácil romper paradigmas de lo que han visto desde sus bisabuelos, abuelos, padres y construir su propia forma de vida.  

Es posible lograr un equilibrio

Es complejo, tenemos múltiples roles, desde el maquillaje, peinado, tinte, uñas, tacón, detalles que parecen sencillos pero las mujeres sabemos que no lo son. En mi caso, mi mamá falleció cuando yo tenía 20 años y al ser la única mujer en la familia me tocó tomar las riendas de la casa, tenía que ir al super, ver que no faltara nada, que mi papá y mi hermano comieran bien, ¡hacer de todo! Así que entiendo a las mujeres que hacen todo eso y admiro a quienes además son mamás. Estoy por casarme y sé que será un gran reto, creo que, como mujer el hecho de equilibrar, mantener una empresa sana, una casa sana, relaciones sanas y aparte vernos bien, habla de una mujer productiva, no solo lo son las mujeres que trabajan en una oficina o que tienen una empresa, son las amas de casa que tienen un trabajo bastante arduo, cada labor tiene su complejidad. He logrado el equilibrio porque aprendí a ponerme en primer lugar, cuidar mi salud, alimentación, ejercicio, meditación, primero que nada, nutrir esa parte y después estar para todo el mundo, de otra manera es muy difícil. Me ha costado mucho trabajo, no es fácil sentirse y verse bien, es tiempo y es dedicación, pero lo vale porque es la base para estar tranquila y no perder de vista mis objetivos.  

Qué sigue…

En cuanto a Tribuna continuamos renovándonos, estamos en un giro de negocio en que todo el tiempo la tecnología nos da sorpresas, es un reto para quienes nos dedicamos a esto, debemos trabajar para mantenernos a la vanguardia. La radio es un medio mágico, muy noble y accesible, en México, sobre todo, no por eso podemos dormirnos, buscaremos mantenernos en la cima y siempre cerca de la gente. Además, especializarnos en todas las áreas para brindar lo mejor a los clientes que depositan su confianza en alguno de nuestros 6 centros de negocios. El apoyo a causas sociales estará presente, porque sí hace la diferencia en un medio de comunicación que se suma a eventos que asociaciones y fundaciones hacen con tanto esmero y que no es fácil. En lo profesional, a largo plazo ya que uno de los requisitos en tener 37 años, es realizar la Maestría en Alta Dirección en IPADE. En lo personal, uno de mis hobbies más grandes ha sido ENVIDIA MÉXICO, proyecto conformado por un grupo de diseñadores, artistas y productores 100% mexicanos, presentamos desde productos de grado alimenticio nivel gourmet, hasta obras de diseñadores que trabajan con artesanos, con mujeres violentadas y con personas de la tercera edad, generando fuentes de empleo y rescatando las técnicas ancestrales en la elaboración de artesanías mexicanas, para mí es muy importante que no se pierdan. Llevo 6 años realizando eventos para activar la venta de sus productos, el más reciente fue Beca a un Niño Indígena, donde diseñadores se sumaron para recaudar fondos a favor de niños en zonas vulnerables, ¡por causas como estas vale la pena vivir!  

Sumarios

Hay que tener clara la mente, a mí me tomó tiempo, llegué a ser workaholic, tener problemas con la familia, amigos, pareja. Se me olvidó estar bien Como líder, empresaria y jefa de área para mí es muy importante tener un equilibrio entre hombres y mujeres La mujer productiva es una mujer que, en su tenacidad, compromiso, responsabilidad, creatividad y emprendimiento, no se pierde a sí misma.

Fotos: Israel Rosales Méndez • Makeup & Hair Style Woman´s Style/Merry Méndez

Contáctame, puedo ayudarte

CAPTCHA
This question is for testing whether or not you are a human visitor and to prevent automated spam submissions.