Por Claudia Díaz Jiménez

Todos en algún momento hemos sido victimas de la desinformación (noticias falsas en las redes sociales) las cuales por lo general son difundidas por algún familiar, pariente, amigo o conocido que comparte la noticia sin verificar la información, únicamente porque el encabezado le pareció espectacular, apantallante o trágico o bien simplemente son filtradas en nuestras redes sociales con el propósito de ganar “likes”, ser compartidas, crear tendencias a favor o en contra o incluso beneficiar o perjudicar a alguien o algo.

Hace poco me llamó la atención la foto de una persona compartida en las redes y señalando en ella que había golpeado a un niño y a un lado otra foto con un infante lastimado, no había mas referencia, ni número de denuncia, ni lugar, es mas ni siquiera aparecían juntos en la misma foto, nada, únicamente decía “Padre golpea a su hijo, comparte para que lo agarren”.

Abajo en los comentarios una gran cantidad de insultos de gente que por supuesto estaba indignada por tales hechos.

Ante la indicación de “Comparte para que lo agarren” mi primer impulso fue, lo comparto inmediatamente para que lo encuentren las autoridades y lo encarcelen, luego me detuve y pensé ¿y si no es verdad?, ¿y si están difamando a una persona y al compartirlo contribuyo a ello?, ¿cómo saber si lo debo compartir o no?, ante la duda es mejor no compartirlo hasta verificar la autenticidad de la noticia.

Lo mismo sucede con otro tipo de notas como por ejemplo, que se acerca el fin del mundo, que habrá una tormenta solar, que se murió un artista, y tantas mas que nos llegan a diario.

Entonces, ¿cómo debemos proceder ante la gran cantidad de noticias que nos llegan?, ¿qué protocolo debemos seguir si queremos compartir la información?

En primer lugar debemos tener claro que no debemos creer o tomar como verdadero todo lo que se lee, si el encabezado de la nota nos ha llamado mucho la atención debemos verificar que la fuente sea confiable y que el sitio que la comparte sea reconocido, otro consejo es verificar que las fechas, nombres y lugares que menciona concuerden con lo que están comunicando e incluso googlear al menos dos fuentes más que hablen del mismo tema, esto nos ayudara a comprobar la información (y no seguir compartiendo la muerte de tu artista favorito cada tres meses), otra forma también de verificar es a través de algún experto en el tema, si conoces a alguien le puedes preguntar seguramente te sacará de la duda.

Es importante cuidar la información que compartimos y si tenemos algún conocido que algún comparte información sin verificar ayúdale a hacer conciencia.(realmente compartir por compartir sin verificar, no habla bien de quien lo hace).

Y tú, ¿ya verificaste la información que compartes?

 

 

Contáctame, puedo ayudarte

CAPTCHA
This question is for testing whether or not you are a human visitor and to prevent automated spam submissions.