Por: Adriana Martínez,
Directora General de ID Hunt
 
El tema recurrente tanto en los círculos sociales como empresariales y políticos es el mismo: La pandemia es una realidad, pero el cumplir los objetivos organizacionales también es vital para la sobrevivencia de las empresas mexicanas, entonces, ¿cómo combinar el logro de los objetivos estratégicos en un entorno adverso?
El coronavirus nos ha obligado a poner un alto en el camino y replantearnos la forma en que enfrentamos los retos organizacionales, las empresas hoy tienen dos caminos: seguir como si no pasara nada o adaptarse a la situación para salir avante con su propio talento.
Si seguimos como si no pasara nada, desafortunadamente, tendremos a desaparecer. La segunda opción es la única forma en que podemos sobrevivir, e incluso, crecer como empresas, ante este entorno mundial, algunas de las consideraciones para llevarlo a cabo sin morir en el intento son:
  1. Fomentar la creación de equipos de alto desempeño (preferentemente de diferentes especialidades) para que, en conjunto, se puedan identificar las oportunidades de negocio que están surgiendo en la crisis. Para ello, es indispensable contar con la tecnología suficiente para hacerlo a distancia, tanto con colaboradores nacionales como internacionales.
  2. Generar un mayor compromiso con los colaboradores al darles la oportunidad de trabajar desde casa. Cabe mencionar que esto no solo beneficia a los empleados y sus familias, sino también a la organización: es mucho más seguro el trabajar en un entorno controlado que arriesgarse a un contagio. Tener a una persona enferma pone en riesgo a todos en la empresa, física y moralmente hablando.
Además de estas pequeñas acciones, la gestión del talento humano ya cambió, hoy por hoy los procesos de reclutamiento y selección están migrando de entrevistas presenciales a video conferencias, la capacitación virtual está migrando al modelo virtual, las universidades han dado un claro ejemplo de las ventajas de capacitar a un mayor número de alumnos con menos costos indirectos.
 
La estandarización del Home Office ahora es más necesaria que antes y, aunque en los últimos años ya se tenía contemplada para darle a los empleados una mejor calidad de vida, ahora se hace imperativa para generar una mayor productividad de la fuerza laboral.
 
La pregunta principal que se hacen los empresarios es: ¿y si no trabajan y lo toman como vacaciones?
 
Para hacerlo de forma eficiente se deben tener claramente identificadas las métricas y objetivos de cada uno de los puestos, se deben dar las herramientas tecnológicas para poder estar disponibles en los horarios de la jornada laboral y se debe dejar muy claro que se espera de cada uno de los miembros del equipo. La ventaja principal es que esto hace corresponsables a todas aquellas personas que tienen la madurez de trabajar a distancia generando una mayor productividad, se elimina el desgaste y tiempo muerto en los traslados, se genera un mayor compromiso por parte del colaborador y esto se traduce en ventajas competitivas para la organización.
 
El momento para adaptarse no puede esperar, la competencia es feroz y el mercado está contraído, ahora es el momento de pensar estratégicamente en el futuro y las oportunidades que se pueden identificar en tiempos de crisis.
 
En ID Hunt confiamos en el talento mexicano, y consideramos que, mediante la implementación de estrategias innovadoras y herramientas avaladas internacionalmente, será posible identificar las fortalezas y áreas de oportunidad que cada persona tiene para destacar su máximo potencial, y esto hará la diferencia en el 2020 para transitar de un “año de retos” a un “año de oportunidades” para los ejecutivos y las empresas mexicanas.
 

Contáctame, puedo ayudarte

CAPTCHA
This question is for testing whether or not you are a human visitor and to prevent automated spam submissions.