La miel, esa sustancia natural de sabor dulce, producida por las abejas (Apis Melífera) a partir del néctar de las flores o de las secreciones de las partes vivas de algunas plantas, contiene muchas propiedades benéficas para el organismo.

Las abejas al recolectar el néctar lo transforman al mezclarlo con sustancias propias y es almacenada en los panales  de la colmena y después de un periodo de maduración se obtiene la miel.

Desde la época antigua se usaba para sanar diversas afecciones, incluso en Egipto era utilizada para curar heridas, quemaduras, embalsamar cuerpos etc.

La miel es un alimento muy valorado no solo por sus propiedades sino también por sus beneficios para la salud.

De acuerdo a los expertos la miel que aporta mas beneficios es la miel natural y es aquella que no ha  sido calentada por encima de los 43 grados, ni sometida a ningún, como la miel industrial que es pasteurizada, perdiendo así muchas de sus propiedades.

Algunos beneficios de la miel son: Regula el azúcar en la sangre, reduce el estrés metabólico, promueve la recuperación del sueño, para el estreñimiento ejerce un efecto laxante suave, mejora la función cerebral, es muy bueno para el tratamiento del acné y otros problemas cutáneos, también en el caso de heridas, quemaduras, ulceras, piel seca, labios secos, minimiza alergias y estimula el sistema inmunológico.

Marta Figueras nutricionista nos muestra en su articulo, como de acuerdo a las flores de las que procede la miel puede llegar a tener usos terapéuticos, como por ejemplo:

  • Si es de romero: es tonificante y expectorante.
  • Si es de Tomillo: Antiséptica y digestiva.
  • Si es de Azahar: Sedante y conciliador del sueño.
  • Si es de Eucalipto: Para catarros y gripa.

La miel es muy buena también combinada con otros ingredientes para formar remedios, por nombrar algunos está la miel rosada o rodomiel que se obtiene de mezclar miel con agua de rosas y es utilizada para aliviar problemas en boca o encías  o bien para tratar piel seca o irritada, existe otro remedio que es para aliviar la tos seca y con flema, consiste en mezclar la miel con limón y jengibre.

Como puedes ver, la miel es un excelente alimento para ser reconsiderado en nuestra dieta. ¿Y tu, ya consideraste la miel dentro de los alimentos que consumes?

Por: Claudia Díaz Jiménez

Contáctame, puedo ayudarte

CAPTCHA
This question is for testing whether or not you are a human visitor and to prevent automated spam submissions.