Las mujeres día a día tomamos más terreno en el ámbito laboral, empresarial y de emprendimiento en México, pero, ¿es suficiente para detener la brecha de género en el trabajo?

Según un estudio del IMSS, cerca de 1.5 millones de mujeres se incorporaron al mercado laboral, la tasa de desocupación femenina se redujo de 4.8% a 3.5% y el número de mujeres en desempleo se redujo 21.8%.

Pero esto no significa que la mujer esté plenamente integrada al mercado laboral, aún hay mucho que trabajar y está en nuestras el seguir inmersas en estos ámbitos para impulsar a las nuevas generaciones a seguir nuestros caminos y lograr un equilibrio laboral entre hombres y mujeres.

En México, la Ciudad de México se constituye como el estado más incluyente, en dónde prácticamente hay equidad entre trabajadores hombres y mujeres, seguido por: Colima, Nayarit, Yucatán y Jalisco. Por contrario a ellos, Chiapas es el estado que más ha empeorado en inclusión laboral femenina.

¿Sabías que en México de cada 10 personas que integran la fuerza laboral 4 son mujeres?

En México, el trabajo femenino es distinto al trabajo masculino en diversos términos. Por eso, te dejamos aquí los retos a los que se enfrentan las mujeres en su vida laboral según datos de la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE).

  • Dinero.

El dinero es lo más importante y por lo que siempre se busca trabajar, el 32% de las mujeres encuestadas aceptaron trabajos por 5 años en los que no se sentían de maravilla sólo para poder sobrellevar las deudas.

  • Edad.

En México, a más de tres cuartos de las mujeres encuestadas dijeron que el ser jóvenes, tener menos de 25 años de edad, ha obstaculizado su oportunidad de conseguir una entrevista o de asegurar un trabajo. Por otro lado, después de los 35 años es imposible realizar dicho proceso de búsqueda de trabajo.

  • Indecisión y miedo.

Las mujeres mexicanas sufren mucho de esto, ya que más del 30% de las encuestadas no sabían en qué especializarse o qué camino en su carrera querían tomar a la hora de estudiar, esto debido a los pocas probabilidades con las que se cuentan de tener un empleo en lo que se estudió.

  • Sueños de emprendimiento.

Por lo mismo de la falta de oportunidades como empleadas, el 31% de las mujeres, considera un trabajo de ensueño trabajar por sí mismas, en lugar de trabajar para alguna compañía.

Cómo se puede ver, las mujeres en México hemos avanzado mucho en lo que se refiere a equidad de género en el trabajo, pero aún existen problemas que se deben hacer frente para lograrlo por completo.

Información: Ruth Duran, periodista

Contáctame, puedo ayudarte

CAPTCHA
This question is for testing whether or not you are a human visitor and to prevent automated spam submissions.