¿Cómo unirse a la vanguardia digital?

Por David Rowe, Vicepresidente de Ventas & CMO de Rimini Street

¿Tu organización está rezagada digitalmente o forma parte de la vanguardia digital?

Recientes estudios de Deloitte enfocados hacia los CIO destacan un punto de distinción entre las organizaciones «de vanguardia» donde TI contribuye activamente a la creación de nuevos negocios y oportunidades de negocio y todos los demás. El papel tradicional del CIO ha sido ser un líder operativo, «mantener el negocio activo y todos sus componentes activos», señalan los estudios.

Sin embargo, a medida que los productos digitales y los servicios habilitados digitalmente se convierten en una parte más importante de todas las empresas, el CIO debería estar desempeñando un papel más importante en la definición de esas oportunidades y estrategias para aprovecharlas.

Las dos prioridades principales que destacan son alinear TI con las prioridades comerciales y transformar los procesos comerciales, con la excelencia operativa de TI en tercer lugar. Sí, los CIO deben construir y mantener sistemas centrales sólidos de back-end, pero también necesitan aprovechar las tecnologías digitales para agilizar los procesos comerciales, involucrar a los empleados y clientes e impulsar nuevos modelos comerciales que generen ingresos.

No podríamos estar más de acuerdo. En un momento en que tanta innovación empresarial requiere innovación tecnológica, Rimini Street se ha posicionado para ayudar a las empresas a optimizar y extender sus sistemas de back-end estables y maduros para que puedan dedicar más energía al front-end para hacer conexiones más fuertes con los clientes y habilitar nuevos productos mejorados digitalmente.

No lo lograrán luchando por el próximo x por ciento de aumento en el rendimiento de la base de datos, o incluso ayudando a las finanzas a cerrar los libros de manera incremental más rápido. Se llega a este resultado al analizar cómo usar la tecnología para permitir nuevas formas de hacer negocios, impulsar el crecimiento de los ingresos y la ventaja competitiva. Se necesita tecnología con un propósito comercial, no tecnología por el bien de la tecnología.

Deloitte identifica las organizaciones de vanguardia como aquellas en las que dos cosas son ciertas:

  • La organización de TI se percibe líder en su categoría y por delante de sus competidores del mercado.
  • La estrategia digital existe a nivel de empresa o áreas de negocio

Fuera de esa intersección, incluso si una organización reconoce la importancia de la estrategia digital, es más probable que se confíe a una agencia externa.

Hoy, solo alrededor del 40% de los CIO alrededor del mundo reconocen que están liderando la estrategia digital de su organización, de acuerdo con estudios de Deloitte. De este universo, 60% reconoce que no.

En conclusión, si no logras afirmar el liderazgo digital, podrías terminar siendo responsable de ejecutar la estrategia de otra persona, ya sea que tenga sentido o no.

Es inevitable ver paralelismos que muestran que las organizaciones están gastando demasiado en mantener sus procesos activos, en comparación con el gasto en innovación.

Deloitte sugiere estrategias de liderazgo para ayudar a cambiar esa ecuación. La vanguardia digital lleva a otras organizaciones a transferir fondos para que menos de la mitad (47%) vaya a operaciones con un 27% redirigido a mejoras comerciales y un 26% a innovación y crecimiento.

En los próximos años, esperan reducir el gasto en operaciones a aproximadamente un tercio del presupuesto de TI, al tiempo que aumentan el gasto en innovación al 38%.

Si bien la narrativa de estas cifras ciertamente hace eco de argumentos muy familiares sobre los CIO que necesitan ser más expertos en negocios, también sugiere que los líderes empresariales deben ser más expertos en tecnología. Una de las cosas que encontraron que los líderes tecnológicos más exitosos están haciendo fue invertir en «fluidez tecnológica» para toda la organización.

Nadie espera que los empresarios se conviertan en expertos en tecnología, pero deben comprender los conceptos básicos sobre la importancia de los sistemas centrales y las aplicaciones en la nube, por qué son importantes y las razones básicas detrás de las opciones de la hoja de ruta tecnológica de la organización.

Las organizaciones vanguardistas digitales tienen más probabilidades de formalizar sus programas de fluidez tecnológica, en lugar de depender de otros factores para llenar vacíos.

Una de las formas en que los CIO de vanguardia muestran el valor de la inversión digital es aprovechando al máximo las nuevas tecnologías en la nube que brindan valor comercial con menos gastos tecnológicos. Están entrelazando nuevas tecnologías en los sistemas operativos centrales, pero están tratando de ir más allá de lo básico.

Tener sistemas centrales estables y confiables siempre será importante, diferentes CIO alrededor del mundo están haciendo nuevas inversiones en sus sistemas ERP. Sin embargo, menos de la mitad de estos vanguardistas digitales, se centran en ERP. Tal vez porque han completado sus inversiones fundamentales.

Esto tiene mucho sentido. De hecho, en los próximos años esperaría ver un mayor presupuesto y un cambio de enfoque de ERP a nuevas tecnologías e innovación. Si tu ERP no es disfuncional, no es necesario mejorarlo, pero optimízalo para impulsar las otras partes importantes y trascendentes de tu negocio.

Aunque gran parte del negocio de Rimini Street gira en torno al soporte de sistemas ERP, no creemos que el soporte ERP deba ser uno de los elementos más importantes de tu presupuesto, año tras año. Una vez que el sistema central esté completamente implementado y sea estable, deberías poder obtener soporte a un precio razonable. Después utiliza el dinero que has ahorrado para poner a tu organización a la vanguardia de la innovación digital empresarial.

Hola, ¿en qué podemos ayudarte?