Elementos ofrenda

La ofrenda del día de muertos es una tradición mexicana que representa la unión entre el viejo y el nuevo mundo.

Estas ofrendas pretenden honrar a nuestro seres queridos que se encuentran en el más allá. A pesar de que cada familia tiene sus propias costumbres, siempre hay elementos básicos que todas las ofrendas deben llevar por su alto valor significativo.

Sigue leyendo y conoce los 10 elementos tradicionales que toda ofrenda debe llevar:

  • Agua

Fuente de vida que se le ofrece a las almas de los difuntos para calmar su sed después del largo recorrido que tuvieron que hacer, además, es un elemento que simboliza pureza, en el cual las ánimas pueden asearse.

  • Sal

Este es un elemento de purificación y sirve para que las ánimas no se corrompan en su viaje en Día de Muertos.

  • Velas

La flama de las velas o veladoras es la luz, la fe y la esperanza, además alumbran el camino para que las almas de nuestros seres queridos encuentren sus antiguos hogares. En varias comunidades indígenas cada vela representa un difunto, es decir, el número de veladoras que tendrá el altar dependerá de las almas que quiera recibir la familia.

  • Copal

El copal o el incienso se utiliza para limpiar el lugar de las malas vibras y los malos espíritus antes de que regresen los seres queridos. Para los indígenas era un elemento de oración y alabanza a los dioses.

  • Flores

Adornan y aromatizan el lugar durante la estancia del ánima, la cual al marcharse se irá contenta.

La flor que se utiliza es la de Cempasúchil ya que su color representa al sol que guía el alma del difunto. En los altares para los niños se utiliza alhelí o nube, por ser blancas y representar la pureza e inocencia de los pequeños.

  • Pan

El ofrecimiento fraternal es el pan y es uno de los elementos más preciados en el altar. El pan de muerto representa los sacrificios humanos que se realizaban en la cultura prehispánica.

  • Platillos y bebidas favoritas

La comida tiene el objetivo de deleitar a los muertos que visitan la ofrenda, se cocina en honor a los seres recordados, por lo que se pone su comida favorita.

Para los adultos se ponen bebidas alcohólicas y cigarros para que los muertos recuerden los momentos que vivieron con alegría. Para los niños se ofrendan dulces típicos de azúcar, amaranto o calabaza.

  • Calaveras de azúcar

Son alusión a la muerte siempre presente. La calaveritas de azúcar representan los cráneos humanos. Las medianas recuerdan que la muerte está siempre presente; las pequeñas son dedicadas a la Santísima Trinidad y las grandes hacen honores al Padre Eterno, Dios.

  • Papel picado o petate

El papel es una representación al aire, además de añadir un toque festivo a la celebración.

El petate se utiliza para que los muertos descansen y puede funcionar como mantel para colocar los elementos de la ofrenda.

  • Retrato del difunto

Una fotografía del ser querido quiere decir que él será el que visitará la ofrenda. Sin embargo este debe quedar escondido, de manera que solo pueda verse con un espejo, para dar a entender que al ser querido se le puede ver pero ya no existe.

¿Ya tienes lista tu ofrenda? No puedes dejar perder esta tradición, que fue catalogado en el 2008 por la UNESCO como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad.

 

Hola, ¿en qué podemos ayudarte?