Ioanna Álvarez

Licenciada en Mercadotecnia, con MBA en Esade. Trabajó en el mundo corporativo de alto consumo antes de emprender su propio negocio. Desde hace 10 años se dedica a cambiar el mundo de las manicuristas. Comenzó importando a México una marca de esmaltes y tratamientos de uñas, Jessica Cosmetics, que hoy en día es una de las marcas profesionales más reconocidas y líderes en el mercado. Actualmente maneja una compañía que comercializa varios productos innovadores para salones de belleza y ha montado también sus propios salones.

Su principal objetivo siempre ha sido empoderar a las manicuristas, abrió una academia para dar, en su mayoría, cursos sin costo para profesionalizar más al medio. Su última aportación es una bolsa de trabajo para manicuristas que han sido afectadas por la pandemia y un plan de becas para aquellas que necesitan encontrar un oficio profesional.

Tú haces tu propio destino

“Ser emprendedor significa que te vas a topar con muchos retos, a veces estás en el suelo y otras veces estás arriba. Es un sinfín de sube y baja. Necesitas estar consciente que así es, y no darte por vencido.

Como empresaria, la parte humana es muy difícil de encontrar, así como un equipo comprometido que te siga el paso. La mayoría de la gente se da por vencida muy fácilmente o no está comprometida o no comparte tu misión.

Siempre va a haber retos, días buenos y días malos.

Jessica es una marca enfocada en el cuidado de manos y pies. Es una marca de LA (Los Ángeles, California). Me encanta porque son productos libres de tóxicos, veganos y preocupados por la salud de las mujeres. Hoy en día tenemos más de 5 marcas, todas enfocadas en necesidades del salón de belleza y hemos abierto varios salones de belleza también. Todas las marcas que manejamos son igual o naturales, libres de tóxicos, no se prueban en animales o biodegradables, ya no me imagino vender algo que no vayan con estos lineamientos.

Conocí la marca cuando estaba de luna de miel en Malasia. Me urgía una manicure y entré a un salón súper bonito. En su momento no lo sabía, pero era un salón 100% Jessica, un icono de la marca. Me hicieron unos servicios espectaculares, un diagnóstico de uña y al final me lleve unos productos para mantenimiento en casa. En fin, regresé a México y mientras tenía entrevistas de trabajo para regresar a Europa, ya que tenía unos meses que había terminado mi MBA en España y quería regresar, comencé a buscar más productos de aquella marca del salón en Malasia. No encontré nada similar en México. Los productos eran de Los Ángeles, California y me parecía extraño que los encontré en Malasia y aquí en México no los tuviéramos. Contactamos a la marca para presentarles un business plan y en dos semanas estábamos importando un contenedor de esmaltes. Sin experiencia en el medio, nos lanzamos a revolucionar por siempre el oficio de las manicuristas

Vendemos exclusivamente a salones de belleza, es decir que es una marca 100% profesional. Tenemos un equipo de vendedores y distribuidores que se dedicar a ir a los salones de belleza a ofertar la marca.

Nos hemos enfocado mucho en redes sociales e impartir nuestras clases a las manicuristas online. ¡Hemos tenido mucho éxito! Y estoy feliz de poder brindar a las manicuristas unas horas al día de enseñanza y preparación para cuando regresen. A su vez la parte digital como el e-commerce ha tomado cierta importancia en esta etapa. Nos ha dado tiempo para desarrollar esta plataforma que no tenía mucho peso antes.

Pero siempre hay que acordarnos en el ¿por qué estamos haciendo esto?, si tienes un buen porque, eso te va a sacar adelante. En mi caso siempre me acuerdo de todas las manicuristas que hemos ayudado, me acuerdo de un momento muy especial donde un grupo de ellas lloraban y me agradecían, eso se ha quedado en mi corazón por siempre. Cada que estoy abajo, me acuerdo y me da fuerzas.

Hola, ¿en qué podemos ayudarte?