Cesar H. Rubio Ozuna

FORTALECIENDO LAS EMPRESAS DESDE LA FRONTERA

El éxito de las empresas se basa en mayor medida en una eficiente toma de decisiones, la pandemia ocasionada por el COVID-19 ha dejado claro que sólo sobrevivirán aquellas empresas que sean estratégicas al definir el rumbo de sus inversiones y planes de autogestión.

La eficiencia y la eficacia ante la excesiva regulación a la que ahora se enfrentan los grandes líderes empresariales, requiere ahora de asesores calificados en todas las ramas del Derecho, pero, además, que tengan la visión del crecimiento exponencial de la empresa y los requerimientos para construir un futuro sólido.

En la Revista Empoderamia, comprometida siempre con los Empresarias y Empresarios Mexicanos, buscamos cerrar el año compartiendo la experiencia de un profesional experto en Negocios en todo el país: César Humberto Rubio Ozuna, reconocido como el Fiscalista del Año 2019, quien nos recibió para una inigualable entrevista en su oficina matriz, ubicada en la Torre 10282 de la Ciudad que ahora se ha convertido en el centro de negocios por excelencia: Tijuana, en México.

De profesión, Licenciado en Contaduría Pública, y Maestro en Derecho Fiscal, por la Universidad del Valle de México, ha reunido una experiencia de más de 15 años como Asesor Empresarial, con comprobadas e inmejorables aptitudes que lo hacen distinguirse al haberse desempeñado en diversos cargos como Capacitador en la SHCP de Sonora, Miembro de la Comisión Fiscal y Ex síndico del Servicio de Administración Tributaria, socio fundador de firmas especializadas como Master Group Economic, GF Consultorio Fiscal, MAC Fiscal Estrategic Planning, y miembro del Club de Empresarios de Baja California.

Con una imponente vista de la frontera mexicana, al fondo el tan controvertido Muro que nos separa de la nación estadounidense, nos comparte la pasión que le significa la consultoría jurídica preventiva.

“Mi modelo de negocio se basa en la capacitación, no se trata nada más de dar asesorías, sino de capacitar a los colaboradores; cuando la gente está capacitada, hace mejor su trabajo, el conocimiento es poder, y más en estos tiempos de crisis”.

Debemos distinguirnos por la congruencia, es decir, lo que te comprometes con el cliente a hacer, es lo que debe recibir. La ética profesional. La autoridad fiscal en estos tiempos quiere respuestas y revelaciones, sin embargo, estamos al cuidado del aparato financiero de la empresa, entonces, nuestra labor es proteger al empresario, a su contador, a su asesor. Somos como los médicos de las empresas, ¿Qué hacemos? Primero llega el paciente (cliente) y a veces llega enfermo o a veces busca ser preventivo. Yo siempre he dicho que hay que prevenir. A final de cuentas, ahora tenemos el hábito de ir con el médico en forma preventiva.

Les comento siempre a los empresarios que tenemos que proveer todo el tema corporativo, contable y fiscal. Incluso nuestro asesor está obligado a tener conocimientos del área penal, y empezamos desde el diagnóstico. Situaciones, obviamente, de los socios, de los accionistas ¿cómo están en su pasado fiscal? Porque si tuviste un pasado fiscal complicado ello va a afectar el iniciar una nueva empresa, por darte un ejemplo de cómo trabajamos.

Entonces sale a colación el que somos expertos estudiosos del Derecho, abordamos incesantemente el tema de las reformas, y vienen los cambios constantes, principalmente en el tema de firma electrónica, (otro ejemplo) en el 2021 viene un tema más agresivo de fiscalización, entonces es muy importante cuidar incluso con quién hacen negocio jurídico.

Ahora más que nunca hay que ser sabios en los negocios, no hay que hacer las cosas como dicen, sin un plan. Todos tenemos derecho a planear y es una obligación más aún en estos tiempos, hacemos nuestro diagnóstico y posteriormente se les da la asesoría para efectos de lo que requiera la empresa, desde su constitución legal, la reorganización de sus operaciones, siempre optando por una bondad fiscal, las pocas que nos han dejado, pero siempre existen posibilidades de mejorar su entorno financiero.

El empresario debe dedicarse a crear y vender, y nosotros nos dedicamos a darte una asesoría de calidad que tenga un alcance también jurídico. No nada más contable, sino también jurídico penal.

Educar y asesorar a los empresarios es un tema complicado, pero en estos tiempos donde el gobierno es muy recaudador, y se ha enfocado a fiscalizar a todo tipo de gremios, iglesias, personas físicas, personas morales, es definitivo tener una buena asesoría legal.

Mi cercanía con la frontera me permite evaluar los escenarios de la forma en que se tributa en ambos países, y es desalentador ver que en México el fisco es el enemigo. Es muy distinto el modo de tributación en Estados Unidos, allá el fisco es más amigable, aquí en México tratan a los empresarios como delincuentes y no existe la buena fe, al contrario, el panorama empresarial ha cambiado tanto que no todos los negocios actúan de mala fe. Es entonces mi deber es asesorar efectivamente.

Lo que tiene que tener un contribuyente que desea que su empresa siga siendo exitosa, es contar con un contador de casa, que sea una persona leal, más que nada por el tema de los reportables y posteriormente siempre acudir con un especialista. Siempre hemos dicho que hay empresas que a lo mejor no requieren planeación por el volumen, por ejemplo, es una empresa pequeña, o un emprendedor, probablemente le das instrucciones finas una vez al año y no ocupas el planeador, fiscalista defensor, pero las empresas grandes sí.

Las finanzas fiscales son muy distintas a las finanzas reales. Siempre el tema fiscal indica los números fiscales, pero los datos financieros son los que lleva el dueño. Entonces si no le dan importancia a los reportes fiscales y a los estados financieros no hay una adecuada toma de decisiones.

Volvamos a los ejemplos: ¿cómo te van a dar un financiamiento si a lo mejor estas omitiendo ventas, o tienes efectivo y ese efectivo a lo mejor lo tienes bajo el colchón, y reportas cero ingresos? Esto sin contar que al no recibir la asesoría adecuada pueden resultar cuestiones que pudieran llegar a un delito que se llama discrepancia fiscal, como persona física.

Hoy por hoy son pocos los capacitadores que procuran transmitir y aterrizar la asesoría, al plano de los números, siempre lo dejan en el aire. Para mí es muy importante que lo pongan en práctica para eso estamos nosotros:  un contrato es una estrategia, es un derecho, es una obligación que tu tienes que hacer entre las partes, por eso es importante educar a los contadores y abogados para que ellos trabajen a favor de la empresa, y de esta forma puedan entender la estrategia. Ahora con la pandemia, vemos sus bondades a favor del empleador: las herramientas de trabajo son una obligación del empleador, y son totalmente deducibles.

Lo que necesita el empresario para afrontar lo que viene el próximo año es un diagnóstico, hacer el examen de conciencia de sus operaciones. Por eso nosotros aplicamos un cuestionario de 100 preguntas, y, con ello, ¡comenzamos a cambiar el rumbo de la empresa!, En el vienen preguntas claves: ¿a quién le diste un contrato para efectos de hacer una gestión en tu representación? ¿A quién le has prestado? ¿Quién te ha prestado? ¿Tienes herencias? ¿Tienes oro o tienes plata? ¿Tienes alguna multa como superior? ¿Tienes algún cargo de alguna cuenta? es un cuestionario obviamente muy amplio. Incluso a veces va muy de la mano con el interrogatorio ministerial.

Primero vendes y después existes, “las ventas”.

Los dueños en estos tiempos necesitan vender; y si el tema legal les preocupa, es momento de acercarse a los expertos, y desde la nueva capital de los negocios, acá en la frontera estamos para apoyarlos y brindarles la mejor estrategia posible.

 

Hola, ¿en qué podemos ayudarte?