La importancia de una estrategia de vida

En estos tiempos que contamos con más adelantos en la tecnología y las facilidades que, aparentemente con la frase de meses sin intereses, puedes adquirir cualquier cosa, es muy fácil caer en la tentación y hacer de un lado lo que realmente necesitamos, y como no tenemos en claro una estrategia de vida, cuándo se complica realizar los pagos correspondientes, lo barato sale caro, vienen los intereses y los intereses de los intereses. Contar con una buena estrategia financiera es fundamental para alcanzar las metas en las diferentes etapas de la vida.
 
Para tener una buena estrategia financiera de vida debemos trabajar en armarla correctamente. Podemos abrir la estrategia en 3 componentes básicos: visión, plan y acción.
 
Registra, registra, registra
El primer paso para tener una vida financiera sana es hacer un presupuesto con los niveles de gasto y de ingresos. Toma consciencia del alcance de tu salario, ¡no uses las tarjetas de crédito cómo una extensión de tu salario!
En noviembre se realiza el tradicional  Buen Fin, no te decimos que no compres, aprovecha esas promociones para comprar lo que realmente necesitas. Antes de gastar, toma conciencia de tus nececidades básicas y de lo que te alcanzará con el sobrante. Si ya eliminaste tus deudas, así como gastos innecesarios, el siguiente paso es hacer un fondo de emergencia, se recomienda de 3 a 6 meses del ingreso mensual.
 
Largo plazo: visión
Primeramente y como pieza fundamental es tener una visión clara del status que queremos alcanzar financieramente. Esta visión va más relacionada a la calidad de vida que queremos llevar que a cantidades y magnitudes económicas o materiales. No tener una visión de largo plazo es el mayor riesgo que podemos tener.
Mediano plazo: plan
El plan es el camino que debemos recorrer para alcanzar las metas. Es una etapa muy importante, es fundamental trazar un camino con etapas que nos lleven al destino en el tiempo que queremos; determinar en que ponemos nuestro capital, ya sea dinero o tiempo profesional. El plan está sujeto a constantes cambios, debemos invertir nuestra atención y buscar asesoría. Nunca ajustes el plan de mediano plazo sin analizar la compatibilidad a largo plazo con nuestra visión.
 
Corto plazo: acción
Disciplina financiera y cumplimiento de presupuestos para avanzar objetivos a corto plazo. Nos mantiene ocupado concentrados en alcanzar el próximo objetivo que trazamos en el plan. No es donde analizamos ni tomamos decisiones estratégicas, solo ponemos foco en el objetivo. Una vez alcanzamos el objetivo vamos por el siguiente.
 
Con una buena estrategia financiera las probabilidades de capturar más oportunidades que amenazas aumentan significativamente
 
Cada vez es más importante tener claras estrategias financieras, nuestro mundo financiero dinámico y conectado nos obliga a estar involucrados, no es posible estar ajeno a ello ya que estamos expuestos a oportunidades y amenazas, asesórate estamos para ayudarte.
Hola, ¿en qué podemos ayudarte?