Pimperl La marca que difunde arte a través de prendas sustentables

Por Carlos Toledo Teja
Director Ejecutivo de Pimperl Pimperl

Si algo ha dejado claro la emergencia global que estamos viviendo, es que el mundo tiene que cambiar. De acuerdo con datos de la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales, actualmente en México se generan cada día 102 mil 895 toneladas de residuos, unos 53.1 millones al año, de los cuales únicamente el 84% se recicla y el mundo de la moda no es la excepción.

Por esta razón, Pimperl busca aportar un cambio mitigando las problemáticas ambientales que existen dentro de la industria textil, que es la segunda más contaminante del mundo y mantiene a 71 millones de personas trabajando en condiciones inhumanas y de esclavitud.

Sus prendas están fabricadas con materiales que reducen altamente el consumo de agua, no sobreexplotan el suelo, no requieren pesticidas o plaguicidas para su producción y previenen la tala de árboles. Algunos de ellos son: algodón reciclado, algodón orgánico, bambú y Tencel. Cada pieza es única y está producida a través del slow-fashion. 

Queremos devolver el valor a lo que vestimos, prendas que sean para la posteridad y que cuenten una historia, con el firme compromiso de reducir su huella ambiental en todos sus procesos, es por eso que utilizan cartón reciclado y yute como embalaje. Así mismo, compensan el CO2 generado de sus operaciones a través de bonos de carbono y con el apoyo de la organización ambiental Impacto. 

Por otra parte, comisionan obras de arte contemporáneo que posteriormente son bordadas a mano por artesanas del Estado de México. Todo esto lo hacen a través del comercio justo, es decir, que tratan, pagan y valoran justamente a todas las personas que forman parte de su cadena de producción, beneficiando así a + 50 artesanas, 4 artistas y a una familia maquilera al sur de la Ciudad de México.   

Actualmente se encuentra presentando su primera colección: “Obertura” la cual cuenta con cuatro piezas únicas inspiradas en Cuatro Ciénegas, Coahuila, lugar que es vestigio del inicio de la vida. Con Obertura representan la premisa de un lienzo en blanco y las infinitas posibilidades que anteceden a la creación artística.

Cada prenda está delicadamente bordada a mano con las obras de arte de los siguientes artistas: 

María Conejo: Su mensaje se centra en utilizar la desnudez femenina y su abstracción como símbolo de la resistencia y la resiliencia. 


Jordi Alós: Su técnica disruptiva lo lleva a destruir algunas de sus obras, mostrándonos qué hay más allá de los filtros cotidianos que se han vuelto modo de vida en la actualidad.


Diana Bama: Su obra se centra en la relación que existe entre el maltrato animal y la violencia contra la mujer, denotando la tendencia de la sociedad por oprimir a seres que se han considerado débiles.

Jaqueline Téllez: Su obra nace de escenas y personajes que existen en su misterioso imaginario, que encuentra en el pincel y la tinta una forma más para manifestarse.

Hola, ¿en qué podemos ayudarte?