Capital humano y digitalización para esta nueva realidad

Por: Marina Lerace

El contexto actual demanda la reinvención en gran parte de los departamentos de Recursos Humanos, áreas clave en la creación de un vínculo positivo entre las empresas y los empleados. Afortunadamente existen herramientas tecnológicas para realizar los cambios y ajustes que permitan afrontar este nuevo escenario, mediante la digitalización de procesos. 

Las empresas han emprendido el camino para implementar nuevas maneras de llevar a cabo procesos que simplifiquen los modelos de trabajo. Como la implementación del trabajo a distancia, que indudablemente llegó para quedarse, orillando a las organizaciones, en un corto periodo de tiempo, a proveer de herramientas tecnológicas a los colaboradores de todos los niveles que contribuyan a una adaptación más rápida en las actividades de la compañía de manera remota y segura. 

Pero, el mayor reto para las organizaciones es encontrar el balance en la colaboración entre el capital humano y la digitalización para poder tomar las mejores decisiones y obtener el mayor provecho posible tanto de la tecnología como de las habilidades de cada uno de los colaboradores. Contar con líderes dispuestos a reorientar sus objetivos y plan de acción es clave. Líderes que sean capaces de replantear, mantener, o desarrollar su compromiso con ellos mismos, con la empresa a la que pertenecen y con sus colaboradores. Que tengan sensibilidad para identificar lo que diferencia al hombre de las máquinas, como liderazgo, capacidad de comunicación, creatividad, trabajo en equipo, flexibilidad, empatía y gestión del tiempo, es decir, “habilidades blandas” enfocarse en que los colaboradores las desarrollen al máximo. 

Gestionar la mejora en la experiencia del empleado, ofreciéndole bienestar personal, físico y profesional con planes de capacitación, entrenamiento y desarrollo de carrera, así como de evaluación de desempeño, y simultáneamente mejorar las herramientas tecnológicas, permitirá derribar las barreras que impiden el desarrollo común, como procesos lentos y poco productivos, información incompleta y difícil de analizar, propuestas de valor para empleados poco atractivas, formas de trabajo caducas, colaboradores poco motivados, y, por consiguiente, una marca empleadora poco aspiracional. 

El uso de soluciones cloud en recursos humanos permite a los equipos gestionar diferentes cuestiones normativas, facilita la autogestión de los profesionales y la generación de diferentes tipos de comunicaciones. Herramientas que son un gran aliado para la puesta en marcha de estrategias empresariales y la mejora en la experiencia del empleado, permitiendo a los managers participar en la simplificación de dicha gestión, gracias a la capacidad de acceso que brindan en cualquier momento y desde cualquier lugar para actividades como el servicio de atención al empleado, altas, cargas de datos, comunicados, alertas, atracción, selección y retención de talento, análisis de desempeño y rendimiento, rotación, y la generación de algoritmos optimizados para detectar riesgos y oportunidades.

Las empresas que tengan como prioridad la continuidad del negocio sin importar qué tan complejo sea el contexto, deberán colocar en el centro a los profesionales, manteniendo un flujo adecuado de comunicación, fomentar la previsión y la flexibilidad, evitando convertir el factor distancia en un impedimento. Acciones como la incorporación de nuevas prácticas, herramientas tecnológicas, modelos de trabajo y relacionamiento, desarrollo de la colaboración, así como la gestión de la resistencia y adaptación al cambio, darán como resultado una empresa digitalizada y humanizada, lista para afrontar la nueva realidad. 

Hola, ¿en qué podemos ayudarte?