Cultura Empresarial

Por Claudia Díaz
Licenciada en Contaduria
Editora de la página Layu.mx
Escritora, actriz y declamadora
claudiadiazjimenez@hotmail.com

¿Has escuchado hablar sobre la cultura empresarial?

La cultura empresarial conocida también con distintos nombres como son: cultura institucional, cultura administrativa, cultura corporativa o cultura de negocios; es el conjunto de normas, valores, suposiciones, formas de actuar, creencias, formas de pensar y sentir que comparten los miembros de una organización. (La psicología de la empresa).

Es decir, responde a los hábitos y comportamientos que todas las personas que conforman la empresa adquieren día a día.

Sucede que, a partir de la época de los 70`s se despierta el interés por los valores y creencias especificas que influyen en el

comportamiento especialmente en el área de las organizaciones, iniciando así la cultura empresarial que a la fecha se ha convertido en el principal reto de las organizaciones.

Su importancia radica principalmente en que: si existe una mayor correspondencia entre los valores de los trabajadores y la cultura de la organización, mayor será el compromiso del trabajador hacia la organización y menor la tasa de abandono o desinterés por la misma, otras ventajas importantes que conlleva  además a ayudar a definir los limites entre unos y otros, es transmitir sentido de identidad entre sus miembros, facilitar la creación de compromiso, incrementar la estabilidad en la organización y mantenerla unida.

La cultura empresarial se compone de elementos fundamentales que la determinan y que los directivos deben tener en cuenta, como son: el lenguaje, las creencias, los valores, símbolos, comunicaciones, mitos y rituales.

Las creencias: son las ideas generales, a partir de estas, la empresa fija sus comportamientos. (como ven los demás la empresa.)

Los valores: dentro de los valores se encuentran conceptos muy amplios como tolerancia, respeto, igualdad, entre otros.

Las creencias y los valores conforman la ideología.

Los símbolos: se refiere a personas que son fuente de motivación para el resto, su función es fundamental.

Las comunicaciones: en este elemento se encuentran los medios formales e informales que se usan para transmitir información.

Los mitos: son las historias, anécdotas y fabulas que se cuentan en la empresa sobre ciertos acontecimientos del pasado.

Los rituales: son actividades sistemáticas y programadas que se realizan en la empresa para señalar ciertos momentos clave, por ejemplo: rituales de iniciación de las personas en la empresa, rituales en los ascensos de empleados.

El Lenguaje: es parte de la cultura de la organización que lo utiliza, puede considerarse el pensamiento del grupo.

La cultura de una empresa no es permanente ni rígida, va cambiando constantemente.

De acuerdo a Stephen Robbins existen siete elementos que componen la cultura organizacional y que combinados conforman la personalidad de una organización y son:

La autonomía individual: nivel de delegación en la organización.

La estructura: las reglas y normas de la organización y su supervisión y control.

El apoyo: entre supervisores y empleados de la organización.

La identidad: como conciben a la empresa en forma global.

El reconocimiento: los premios en función al desempeño.

La tolerancia al conflicto: la forma de afrontar las controversias.

La tolerancia al riesgo.

Conocer la cultura empresarial de nuestra empresa o de la empresa en que trabajamos es un tema fundamental no solo para la estabilidad de la empresa, también para nuestro crecimiento laboral y personal.

Y tu ¿Conoces la cultura empresarial de tu negocio o del lugar donde laboras?

Hola, ¿en qué podemos ayudarte?