Esencialismo para ser exitoso

Por: Raúl Tello

“La diferencia entre la gente exitosa y la gente tremendamente exitosa, es que los tremendamente exitosos le dicen “no” a casi todo”

-Warren Buffet

Cada vez que le dices “si” a algo, le dices “no” a otras cosas que podrías llevar a cabo, con tus recursos limitados. En economía, a lo anterior lo podríamos relacionar con el denominado “Costo de oportunidad”.

En muchas ocasiones, cuando un economista habla de costos, se refiere a la utilidad que se dejó de percibir, al haber tomado una decisión en dirección opuesta, por ejemplo: elegir, trabajar con un cliente que te brinde mayor margen de utilidad en lugar de uno que te pueda ayudar a incrementar tu reputación y tu posicionamiento en el mercado.

Decir “si”, sin considerar tus preferencias, implica usar tu tiempo, energía y recursos, para perseguir los fines de los demás, en lugar de los tuyos. Una de las principales razones por las que se complica expresar un “no” como respuesta, puede deberse a no tener claridad sobre una visión en específico, es decir, no haber definido puntualmente lo que quieres lograr en el futuro y pensar que puedes llenarte de actividades sin pagar un precio por ello.

El libro “Esencialismo”, del autor Greg Mckeown, nos enseña una disciplina orientada a hacer solo las cosas necesarias, que permitan lograr los resultados más importantes para una visión en particular, es decir, utilizar el tiempo, enfoque y energía de la forma más sabia posible en pro de un objetivo.

De acuerdo con lo anterior, no se puede lograr un estilo de vida esencialista si no hay claridad con respecto al futuro, si no hay una visión de ti mismo(a) que estés esculpiendo.

Los 3 pilares del esencialismo

Tú eliges. Solo tú eres responsable de elegir a qué dedicas tu tiempo y tus demás recursos. Aun cuando haya ocasiones en las que sientas presión por dedicar actividades no prioritarias en beneficio de otros, solo tú asumirás las consecuencias directas de tus decisiones, si olvidas que tienes esa capacidad, pondrás a merced tu vida y tu protagonismo.

Solo unas pocas cosas importan realmente. De acuerdo con el principio, el 80% de los resultados que obtenemos, derivan del 20% de los insumos invertidos, por ejemplo: si dedicas el 20% de tus horas productivas a planificar, te ayudará a tener un 80% de claridad y enfoque sobre lo que necesitas realizar en tu día a día.

Puedes hacer cualquier cosa, pero solo una cosa. Un esencialista tiene la capacidad de diseñar su vida, en lugar de simplemente reaccionar ante las circunstancias. No puedes hacer todo en una sola exhibición, por lo que una vez que te responsabilizas cuando escoges, dejarás de preguntarte cómo poder cumplir con todo y mejor te preguntarás cómo puedes materializar efectivamente la misión a la que te dedicarás exclusivamente.

Beneficios de convertirte en esencialista

  1. Ayuda a disminuir el estrés y la ansiedad.
  2. Incrementará la eficiencia en la gestión de tu tiempo.
  3. Tener menos pendientes te ayuda a mantenerte en el presente.
  4. Menos distracciones.

El esencialismo se refiere a despojarnos de elementos sobrantes. Derivado de ello, podemos expresar, que involucrarse en un estilo de vida de esta índole, implica analizar nuestro entorno desde diferentes perspectivas, para filtrar los elementos que están alineados con nuestra esencia y propósito, en comparación con los que tienen un significado más trivial y que solo demandan tiempo, atención o preocupación.

El esencialismo representa una filosofía y una disciplina que te hará tomar consciencia que la mayoría de la gente solemos cargarnos de cosas innecesarias (tangibles e intangibles) y que nuestra existencia sería mucho más sencilla, si nos enfocáramos en conseguir solo lo que es indispensable para el cumplimiento de nuestra visión personal, aquello que realmente nos suma como seres humanos.

¿Ser esencialista, es ser exitoso? Para todos puede significar dar el primer paso.

Hola, ¿en qué podemos ayudarte?