Dale un respiro a tu salud financiera

Por:

Si bien es cierto que todos queremos llegar a #EneroConDinero la situación económica se ha vuelto complicada, particularmente en 2020 debido a la pandemia. El empleo se ha visto afectado con recortes, reducciones de sueldo e incluso cierre de empresas, causando falta de liquidez.

Esta falta de liquidez ha provocado que el dinero deba ser destinado para pagar deudas e intereses, y como resultado tener que vivir al día o incluso deber la quincena antes de tenerla, en conclusión, una descompensación que se traduce en estrés financiero.

Según la Política Nacional de Inclusión Financiera solamente 35% de las personas llevan un presupuesto o un registro de sus ingresos o gastos. Un mal manejo de las finanzas, podrían provocar, desde problemas de salud, hasta problemas en las relaciones interpersonales. Expertos de Bontu te dicen cómo darle un respiro a tu salud financiera:

Crea un control de gastos: Realiza un registro detallado de tu estado económico, en donde identifiques los gastos e ingresos que tienes mensualmente.

1.Aplica la regla 50/20/30:

50% gastos básicos
20% ahorro
15% gastos personales
15% para inversión

2.Utiliza apps para la gestión de finanzas

Determina tus metas financieras: Establece claramente las metas que quieres alcanzar con tu dinero. Para esto primero deberás identificar dónde estás parado, es decir, cuál es tu ingreso mensual o anual, ver a dónde quieres llegar, en cuánto tiempo quieres lograrlo y finalmente hacer un plan de distribución del dinero.

Evita endeudarte: Prioriza el pago de tus deudas lo antes posible y evita contraer nuevas. En la medida de lo posible paga el total de tus tarjetas de crédito y liquida deudas con aquellos que te facilitaron algún préstamo

Pon a trabajar tu dinero: Invierte tu dinero y hazlo crecer. No necesitas ser un gran inversionista para sacarle provecho a tu dinero, existen instrumentos de inversión básicos, para todos aquellos que van comenzando, por ejemplo, los CETES.

Busca nuevas alternativas de financiamiento: Si tu problema es de liquidez, una buena alternativa es buscar soluciones financieras a la medida, es decir, aquellas que se acomodan tus capacidades de pago como créditos en línea o adelanto de ingresos, que vayan en función de lo que ganas. No tengas miedo al financiamiento, no es malo siempre y cuando lo sepas usar de forma responsable.

“La salud financiera es aquel estado de plenitud y tranquilidad, donde las personas somos capaces de lograr un balance entre los ingresos y egresos, para poder afrontar cualquier imprevisto ya sea mayor o menor». Sabemos que no es tan sencillo como suena, pero hoy en día existen muchas alternativas para lograr recuperar ese balance, por ejemplo, en Bontu ofrecemos préstamos personales los cuáles la gente decide cómo pagar a través de un porcentaje de sus ingresos”, señalan expertos de Bontu.

Hola, ¿en qué podemos ayudarte?