Top 5 de habilidades para emprender

Ana Lucía García

Coach Estratega de Negocios

Facebook analuciacoach

¿Cuántas personas quieren entrar a este mundo del emprendimiento, pero, ¿cuántos tienen la capacidad de sostenerse en el camino?

En los últimos 4 años que llevo trabajando con emprendedoras he logrado identificar que hay diversos factores que las llevan a construir asertivamente su camino como dueñas de negocio, pero algunas que los hacen querer salir y regresar a un estilo de vida que tal vez no les gusta tanto, pero vuelven por temor a no conseguir su objetivo.

Ser emprendedora es ser gente con decisión e iniciativa para realizar y accionar a puntos que son difíciles o tienen algún riesgo pero que lo hacen

La gente emprendedora está dispuesta a asumir riesgos para construir su negocio rentable; y tener habilidades tecnológicas y experiencia en el área al que elijas dedicarte es fundamental, pero eso no define el emprendimiento que tengas y necesitas un poco más allá para lograrlo.

En mi experiencia hay habilidades personales o sociales que te ayudará a enfrentar las dificultades y son necesarias para la construcción de tu equipo de trabajo, aunque no las que te sostengan como emprendedora, así que presta atención que con base en esto hay algunas necesarias para conseguirlo y sugiero desarrolles día a día:

Flexibilidad y adaptabilidad

Sobre todo porque el mercado cambia constantemente, cualquier emprendedor debe mantenerse actualizado con ganas de aprender y cambiar sobre nuevos sistemas, tecnología, sector u operación. Por ejemplo, cuando arranqué mi método de venta era uno, y 4 años después utilizo uno totalmente diferente, jamás imaginé que con 2 plataformas abarcaría mucha más gente que el ir de puerta en puerta, eso pude descubrirlo únicamente abriéndome a la posibilidad de adaptarme al mercado y lo que usa hoy en día otra gente.

Habilidades personales y/o soft skills

En donde siempre me enfoco con mis clientes. Estas habilidades te llevan a afrontar problemas de manera positiva sin caer en lo negativo cuando vienen mal momento. Aquí entra la resiliencia, la inteligencia emocional y la comunicación asertiva que son fundamentales y no negociables a desarrollar contigo misma. La confianza en ti es una iniciativa, es creer en la posibilidad de conseguirlo y es una virtud no negociable para cualquier emprendedora. Así que el tomar riesgos es algo necesario que te llevará a la acción y tomar decisiones como una obligación, por lo que estás habilidades necesitas ejercitarlas día a día.

Pensamiento crítico y creativo

Que en realidad está en el ADN de la gente innovadora, y requieres aportar nuevas ideas y elegir las decisiones correctas sobre oportunidades que te van llegando o posibles proyectos potenciales. La creatividad es la que me ha sacado de momentos de quiebre, momentos en los que creí moría mi emprendimiento y no, es necesaria para ver la situación desde distintas perspectivas y aportar ideas originales para avanzar. En cambio, el pensamiento crítico es esta habilidad de analizar, argumentar y aplicar con lógica sobre los conocimientos y procesos vitales. Cada problema no tiene la misma solución, así que comienza a fomentar tu pensamiento y encuentra soluciones válidas a través de ese análisis de los hechos presentes. Este último puede que te lleve más trabajo obtenerlo, mientras puedes buscar un coach estratégico o alguien que tenga un nivel de pensamiento crítico asertivo que te ayude a tomar algunas decisiones importantes.

Tomar decisiones

esta es la que más emprendedoras carecen en tenerla. Los negocios no son un juego al azar, no es que tomes una decisión cualquiera y ver si funciona. La toma de decisiones es una habilidad consistente en analizar entorno, situación, pros, contras y con base en esos datos obtengas una acción para hacer algo. Esta es la que tomará tiempo desarrollar, pues como emprendedora temes más en equivocarte porque el costo a pagar puede ser alto, pero debes comenzar a hacerlo. Noto que a muchas lo que les pasa es que viven de la aprobación o la validación externa, y esto llega a ser bien contradictorio porque su emprendimiento va siendo calibrado por su expertise, no por el del otro, así que ejercitar esta habilidad es de las primeras que no se deben negociar.

Visión e intuición

Para mí es una de las más importantes, ya que es la capacidad para anticiparse al futuro siendo dos valores imprescindibles en los mercados actuales. Todos los emprendedores tienen que enfrentarse en algún momento a la prueba de fuego de resolver problemas con una mínima información, o verse obligados a tomar decisiones importantes o claves para el futuro del negocio en momentos de máxima incertidumbre. Aquí la única que será buena consejera en mi experiencia es la intuición y la visión estratégica.

Siempre le digo a mis emprendedores que están iniciando un proceso de autoconocimiento, trabajar habilidades es lo más importante que debes hacer para sostener tu negocio, así que las preguntas que te hagas te llevarán por mejor camino, por lo que debes cuidar de preguntarte algo que te haga avanzar y no ir al pasado, por ejemplo la pregunta “por qué”, anclará a ejemplos o ideas del pasado, en cambio si la planteas con un “para qué”, podrás potencializar y crear a futuro.

Comienza a conocer las habilidades que ya tienes y con base en eso observa las que debes comenzar a trabajar o incrementar para tener resultados diferentes. Así que dime, ¿cuál de estas ya están en ti y cuáles necesitan de ti para comenzar a trabajarlas?    

 

 

 

Hola, ¿en qué podemos ayudarte?