Sobrevive a la cuesta de enero

Inicia el año con orden en tus finanzas

Por: Alejandro Saracho

Después de todos los gastos decembrinos, las fiestas, las posadas, las cenas, los regalos y las vacaciones, enero puede ser una pesadilla para aquellas personas que no llevaron un control adecuado de sus finanzas.

Y aunque comenzamos un año nuevo, tristemente, este primer mes (e incluso hasta marzo) se caracteriza por la dificultad para cumplir con los compromisos financieros.

De acuerdo con Montepío Fundación Dondé, la verdadera cuesta de enero comienza en febrero, cuando los empeños se disparan entre el 15 y 25%.

Las deudas provienen en su mayoría de pagos realizados con la tarjeta de crédito, pues 3 de cada 10 personas que viajan en esta temporada realizan sus pagos con esta modalidad. Esta investigación reveló que 38.7% de los encuestados tiene deudas superiores a los 5 mil pesos.

Son muchas las personas que sufren problemas financieros después de todos los gastos que hicieron durante diciembre, y se ven en dificultades para superar la espantosa cuesta.

Esto se debe a una mala administración financiera, tal vez no hiciste un presupuesto a su debido tiempo, o no consideraste que comprar a meses sin intereses implicaba un compromiso importante, y que este compromiso, puede tener como consecuencia seguir pagando las compras decembrinas durante varios meses.

Incluso, los pagos pueden extenderse durante todo el año hasta que lleguen las próximas fiestas (y así sucesivamente cada año…), se vuelve una bola de nieve que puede salirse de control.

Si te está costando librar esta cuesta, tengo algunos tips que te ayudarán a amortiguar un poco el impacto.

Pon tus deudas bajo control

De ser posible, elimínalas lo antes posible. Esto te permitirá iniciar el año con estabilidad y mayor control sobre tus ingresos.

Lo importante es que no todo lo que ganas se te vaya en pagar deudas. Recuerda que un nivel de endeudamiento saludable no debe ser mayor al 30% de tu ingreso mensual.

Una estrategia para comenzar a pagar tus deudas, es liquidando primero la deuda más pequeña y posteriormente la siguiente. Recuerda que pagar los mínimos no es una buena estrategia.

Elimina gastos innecesarios

Puede ser la recomendación más obvia, pero también es la más importante. No compres cosas que no necesites, cuando surja una tentación, detente un minuto a analizar si la compra es absolutamente necesaria o sólo es un deseo personal.

Evita los gastos hormiga, dicho de otro modo, comer fuera de casa, los dulcecitos, cigarros, chicles, café, etcétera. Estos gastos, aunque son pequeños, cuando se van sumando mes con mes, consumen tu dinero de manera imperceptible.

Genera ingresos extra

La cuesta de enero no sólo es un periodo de dificultad, también puede ser un momento de oportunidades, al eliminar tus gastos innecesarios tendrás un poco de dinero adicional.

Otra manera de generar ingresos extra, puede ser hacer una lista de tus habilidades y hobbies y ofrecer consultoría o dar clases en algún tema que domines.

¿Tienes activos que no utilizas? Hazlos trabajar para ti, si tienes un espacio libre ¡réntalo!

Crea el hábito de un presupuesto mensual

Es necesario que sepas bien cuánto ganas y en qué gastas. De esta forma te darás cuenta en qué rubros de tu estilo de vida se va tu dinero.

Comienza a invertir

Esto no quiere decir que ahorrar sea malo, sin embargo, el tener tu dinero en una cuenta o debajo del colchón no genera nada, todo lo contrario, con el efecto de la inflación, tu dinero pierde su valor a lo largo del tiempo. Por lo tanto, la manera más inteligente de cuidar tu dinero es invirtiendo.

Puedes comenzar a invertir desde $100 (CETES) o desde $5,000 en plataformas de fondeo colectivo.

Recuerda, “dinero que se duerme, se lo lleva la inflación”. Mejor pon tu dinero a trabajar para ti.

Comenzar el año con fianzas sanas no depende de nadie más, únicamente depende ti y de tu relación con el dinero. Nunca es tarde para comenzar a generar un cambio significativo en tus finanzas.

 

 

Hola, ¿en qué podemos ayudarte?