Daniela Schmidt

Actriz y productora nos habla de Monarca y el empoderamiento de las mujers

Una mujer multifacética que disfruta de todo lo relacionado con contar historias, ha tenido la fortuna de estar delante y detrás de cámaras.

Originaria de la Ciudad de México, debutó en la serie de televisión La vida en el espejo, dos años más tarde participó en la telenovela cuando seas mía, más adelante en Amor en custodia. Realizó cortometrajes, entre ellos: Vivir, En el sofá y El regalo.

Entre sus últimos proyectos encontramos los largometrajes Los Idealistas, El viaje de Keta, Detrás de la Montaña y Ocho de cada diez, en este último además de actuar se desarrolló como productora, el cual fue premiado en el Festival de Cine de Guadalajara, y ha circulado dentro del país y en festivales de Estados Unidos e Islandia.

“Amo ser actriz y compartir escena con grandes talentos, pero me hace sentir poderosa y en un lugar muy especial generar mis propios proyectos en cine y en teatro”

Actualmente la vemos en la pantalla chica en la nueva entrega de “La Usurpadora”, transmitida por Televisa; y en Monarca serie colmada de talento nacional e internacional, bajo la producción de Salma Hayek y Lemon Studios, transmitida por Netflix, a un mes de su estreno está posicionada dentro del top 10 de las series más vistas.

Monarca no solo busca empoderar a las mexicanas, sino a todas las mujeres gracias a su temática

Fue un honor trabajar con tremendos productores como son:  Salma Hayek, Natalia Beristain, Fernando y Billy Rovzar; pareciera una historia familiar, conflictos entre hermanos, relaciones con los padres y el dinero, sin embargo, va más allá.

Me toca dar vida a Pilar Ortega, una candidata independiente que llega a ser gobernadora de Jalisco, estado donde se desarrolla la trama de Monarca. Un estado muy rico, pero con muchos conflictos, llego al poder con el objetivo de enmendar todas las corruptelas al interior del sistema, cosa nada fácil.

Cuando te toca el papel de mujer con poder, ocupar cargos que históricamente son reservados y ocupados por hombres, representó un reto enorme, mostrar un personaje profundamente femenino que no sea una copia o caricatura del comportamiento de los hombres en el poder, se trató de mostrarme cómoda en una posición ocupada por hombres, además desarrollar todas las características

de un candidato independiente, de alguna forma necesitaba el equilibrio que si bien es independiente su educación es conservadora. Lo cual me contrapuso en lo personal, yo quería llegar a revolucionar, super liberal, aprobar temas de igualdad, pero no se trataba de eso, entendí el papel y me adentré en el personaje, ser una gobernadora independiente pero más mesurada.

Lo más difícil fue pensar como el personaje, es un reto cuando me tocan el lado de mujer, que

Daniela no diría o haría ciertas cosas, sin embargo, es la magia de dar vida y tomar posturas de diferentes personalidades.

A mí, Daniela, me queda claro que las mujeres seremos doblemente juzgadas, tenemos que librar el hecho de ser mujer y la dificultad que un cargo conlleva.

La política es un deporte extremo

Para este papel me preparé viendo muchas entrevistas y el trabajo de diputadas, senadoras, presidentas, funcionarias en general, y definitivamente la política es doblemente compleja, las admiro por la valentía, por defender sus ideas delante de un grupo que todo el tiempo les ponen trabas en todos los niveles.

Tienes que malabarear muchos elementos, muchos con los que no estas de acuerdo, pero es un arte, debes conciliar con diferentes grupos y personas, y todo el tiempo tratas de hacer lo correcto, otras veces tendrás que hacer lo que no es tan correcto para ti, pero sí para la mayoría.

Las mujeres tenemos que salir a exigir a los dirigentes un mayor apoyo y legislación que nos brinde igualdad, sueldos, protección, seguridad en las calles, vivimos en un país donde los feminicidios están por los cielos.

Necesitamos dejar la comodidad de nuestras casas, empecemos a exigir, de forma muy puntual y sin descanso, que las autoridades hagan por nosotras lo que actualmente no hacen: protegernos y crear un marco legal para brindarnos igualdad.

Soy un ser humano valioso y me amo

Trabajar con mujeres es increíble, el antagonismo del que se tacha a las mujeres, esa rivalidad y la idea de que no podemos trabajar entre nosotras es resultado del patriarcado, donde a sistema le conviene que las mujeres no nos llevemos bien. Pero definitivamente hacemos más juntas.

Nos han querido quitar el valorarnos, nuestro valor radica por el hombre que tenemos a lado, eso ha desatado una guerra por el esposo, por el novio, por un hombre. Nosotras somos valiosas pro nosotras mismas no necesitamos de ningún hombre, suena muy básico, pero en el inconsciente colectivo está tan adentro que tenemos actitudes que demuestran que seguimos con ese pensamiento arraigado por años y años.

Amémonos a nosotros mismas, somos valiosas, no necesitamos a ninguna persona para ser valiosas, para retenernos ni para validarnos, somos autosuficientes, somos hermosas y hay que luchar por ese valor, por tenerlo delante de nosotras ante cualquier situación.

Conoce más de su trabajo en:

Twitter @Dani Schmidt

Instagram @danielaschmidtof

Facebook Daniela Schmidt

Fotos: Cortesía

Hola, ¿en qué podemos ayudarte?