De ricos a ultra ricos por la pandemia

Por Israel Calderón Colorado

La pandemia de la #covid19 ha sido una arma de dos filos para el orbe. Por un lado genera enfermedad, crisis económicas, aislamiento social, desórdenes emocionales; quiebras de diferentes empresas, fundamentalmente del entretenimiento presencial, empobrecimiento laboral o de plano la pérdida del mismo. Sentimientos de dolor, desesperación, incertidumbre. Al contrario de esto, la “nueva normalidad” cómo se le ha denominado, ha empujado el “boom” de la industria de entretenimiento de medios digitales. El alza exponencial del e-commerce, y el enriquecimiento sin precedentes de los dueños de estos grandes consorcios; que hoy valen en las bolsas del mundo miles de millones de dólares.

Empresas como Zoom, app de videoconferencias; plataformas audiovisuales como Netflix, HBO, Amazon Prime Video; Alsea, dueña de marcas como Starbucks, Domino’s Pizza y Vips; BioNTech, que junto con Pfizer desarrollo la primera vacuna que se aplicó; Amazon, líder en el comercio electrónico; 3M, el fabricante de las mascarillas N95. Por mencionar algunas pocos casos, han visto crecer el valor de sus acciones y riqueza, “gracias” a esta nueva realidad que a la mayoría ha dejado económicamente mal o muy mal parado.

Hay una frase popular en el mundo financiero que dice que, en épocas de crisis económicas, “o compras pañuelos o los vendes…” y parece ser que estas grandes empresas globales han capitalizado esta circunstancia cómo nunca se lo imaginaron… o por lo menos no tan pronto. Todavía en el 2019 se mencionaba que México estaba con incrementos moderados en la parte del e-commerce y no se diga hablar de trabajar desde casa, algo impensado en el corto y mediano plazo. Plataformas de entretenimiento ya estaban desbancando a la televisión abierta pero aún con crecimientos no tan fuertes como los últimos meses… y que decir del servicio a domicilio, algo que ni siquiera estaba en la cabeza de nadie cómo método para consumir recurrentemente en el corto y mediano plazo.

Algunos datos

En 2020, las acciones de la compañía Zoom, con presencia en más de 44 países, tuvieron una plusvalía en un 400% y su capitalización de mercado alcanzó alrededor de 100,000 millones de dólares, debido a que la pandemia aumentó la demanda de software para videoconferencias. ¿Quién no ha tomado una?

Las plataformas audiovisuales como Netflix, HBO, Amazon Prime Video, de las más destacadas, ya tienen el 25% del pastel total de la televisión mundial, llegando a tener un estimado de 900 millones de suscriptores, datos del estudio de la escuela de negocios OBS Business School. Esta elevación bárbara se prevé no disminuya con la etapa pospandemia.

En el último año, este estudio considera que se ha dinamizado hacía arriba en un 70% producciones por medio de estas plataformas, fundamentalmente en la parte de la ficción. Aunado a que se vislumbra un escenario mundial de 183 millones de suscriptores para Netflix, líder del mercado con una participación del 12.6%; le sigue Amazon Prime Video con 150 millones de suscriptores, HBO con 140 millones, Disney Plus con 50 millones y Apple TV con 33 millones, cifras extraoficiales, ya que las plataformas digitales no publican ese tipo de información.

En el lado del e-commerce, Amazon ya llegó a la marca de mil millones de dólares de ventas al día en el 2020; en ese año de mayor crisis económica desde la gran depresión de 1929, los ingresos totales de la compañía llegaron a los 386 mil millones de dólares; las acciones de la empresa que aún lidera Jeff Bezos, uno de los multimillonarios que vieron crecer como nunca su dinero, han ganado en las bolsas del mundo un ¡70%!, en los últimos 12 meses… datos dados a conocer por Bloomberg. Para 2022, el banco Citi estimo que Amazon ocupará el 43% del mercado de comercio electrónico en los EEUU.

En México, las ventas a domicilio han experimentado igual un crecimiento sostenido liderados por el operador de restaurantes Alsea, dueña de las cadenas Starbucks, Domino´s Pizza y Vips, en el 2020 aumentaron sus ventas en un ¡143%!, con respecto a lo reportado en el 2019, de acuerdo con datos del Chief Digital Officer. El 60% de las 2,220 unidades de Alsea trabajan con uno o más plataformas como Uber Eats, Rappi o Didi Food; datos de la empresa reportan 4.9 millones de órdenes procesadas en el 2020.

En el tema de la salud, ya sabemos de las jugosas ganancias que están obteniendo las empresas que están creando las vacunas en el mundo. La firma alemana de capital de riesgo, MIG AG que apoyo desde un inicio a BioNTech, desarrollador de la vacuna junto con Pfizer, ha pagado 719 millones de dólares a sus inversionistas, luego de una inversión inicial de 13.5 millones de euros. BioNtech tiene una participación de mercado de alrededor de 28,400 millones de dólares, ocho veces más que lo cotizado en octubre de 2019 en Nasdaq.

3M, la fabricante de mascarillas N95, multiplico por 3 en 2020 su producción, al obtener ganancias por alrededor de 2,000 millones de dólares. En el último cuatrimestre del 2020, la utilidad neta de la compañía aumento en un 43% a 1,400 millones de dólares o 2.38 dólares por acción.

Más ricos los ultraricos.
La brecha de los multimillonarios, que representa el 0.001% de la población mundial, se hizo más grande con respecto al resto de los mortales que hoy día viven las secuelas de la covid-19.

Datos del Índice de Multimillonarios de Bloomberg revelan que las 500 personas más ricas del mundo agregaron 1.8 billones de dólares a su patrimonio neto, un avance del 31% en el 2020, la mayor ganancia en 8 años desde la existencia del índice de referencia.
Cinco personas ahora tienen fortunas que superan los 100 mil millones de dólares y otras 20 al menos 50 mil millones de dólares.

Jeff Bezos, fundador de Amazon, lidera esta lista de oro, seguido de Elon Musk, el dueño de Tesla, quien creció de manera acelerada el año pasado; los chinos, cuyo país fue origen de la pandemia, agrego al reporte de Bloomberg 569 mil millones de dólares, más que cualquier otro país, incluido los EEUU. El francés Stephane Bancel, director ejecutivo de Moderna; el científico alemán Ugur Sahin y su esposa Ozlem Tureci, directora médica de BioNTech, han visto crecer sus fortunas como nunca antes…

¿Qué sigue entonces?

No parece vislumbrarse una caída en la riqueza de los ganones de la pandemia; ni mucho menos se prevé una bajada en la participación de mercado de las grandes empresas arriba mencionadas, estando consciente que son solamente algunos ejemplos. Más bien se espera una consolidación y sostenimiento de las tendencias actuales. La famosa “nueva normalidad” llegó para quedarse aún por algún tiempo indefinido. No tenemos la certeza que la covid-19 ha sido el peor virus que hemos vivido y si este será el último confinamiento de nuestros tiempos…

Lo que sí conocemos es que el teletrabajo, las compras por internet, el uso de las tecnologías para informarse y entretenerse; las llamadas “benditas redes sociales”, el uso de la tecnología en general llegó para quedarse. Hoy en día la promoción de productos y servicios se hacen por medio de campañas digitales; las reuniones a distancia por app´s de videoconferencias; la compra de productos y servicios se hacen por internet y se paga en línea por transferencias electrónicas y códigos QR; las grandes movilizaciones sociales y políticas se convocan por Twitter y Facebook; las mejores canciones y películas únicamente se descargan en una app o por medio de una suscripción las obtienes.

La guerra por la mejor tecnología no sólo está en brindarte comodidad e información, ya es una realidad que a través de ella vives y sueñas; realizas proyectos y te desarrolles en todos los sentidos: cursos para todo y para todos; hoy en día, el que no se prepara académicamente, es porque no quiere de plano.Termina tus estudios, aprende un idioma, desarrolla una habilidad, están todo el tiempo en promoción en las redes sociales y en los diferentes instrumentos tecnológicos a tu alcance.


El autoemprendimiento se ha vuelto una realidad con el uso de internet: antes, solo la tv y los medios tradicionales como la prensa y la radio eran la única vía para darte a conocer, hoy, con campañas bien segmentadas en las diferentes plataformas digitales puedes impulsar tu negocio. Todo ha cambiado de unos años para acá. ¿Tú ya cambiaste también? ¿O sigues haciendo lo mismo que hace 10,15, 20 años?

Hola, ¿en qué podemos ayudarte?