El síndrome de «Sansón»: Cuando tus talentos y capacidades son superiores al cargo laboral

Por: Víctor Puig.

Si actualmente te aburres en tu trabajo, te sientes frustrado porque las actividades diarias no te llenan, no te sientes ya motivado por las actividades y las responsabilidades que te son asignadas, aunque en teoría pareciesen desafiantes, y te sientes emocionalmente agotado al terminar la jornada, posiblemente eres presa del síndrome de “Sansón”.

El síndrome de sansón se presenta cuando nuestros talentos y capacidades son superiores a las responsabilidades y expectativas que nuestro empleo inmediato nos ofrece. Encontrado quien la padece situaciones laborales que son evaluadas como monótonas, repetitivas o tediosas, perdiendo ante ello toda perspectiva de crecimiento y desarrollo personal dentro del cargo a futuro.

Regularmente  este tipo de empleados son personas que encontraron en su empleo una opción cuyas responsabilidades  se conjugaron en su momento con sus intereses personales y profesionales, con base en un proceso intenso de formación en la práctica aprendieron todo lo necesario del cargo, crecieron junto con él,  innovaron su área y  bajo un periodo de permanencia en el mismo no encontraron hacia donde seguir creciendo, bien por sistema o bien por carencia de oportunidades.

Psicológicamente sabemos que  cuando los desafíos y retos laborales son estimulantes desde el punto de vista emocional,  nuestros recursos físicos e intelectuales entran en un proceso de engranaje perfecto que permite que la inspiración y el compromiso fluyan haciéndonos capaces  no solo de enfrentar los retos laborales de manera oportuna, sino además haciéndonos  disfrutar del proceso de construcción o resolución que una tarea o un problema implican.

Este proceso lo podemos comprender desde el aspecto neurológico cuando entendemos que los procesos de disfrute y goce que una persona encuentra en el trabajo, son debidos a grandes cantidades de oxígeno en sangre que circulan por nuestro sistema nervioso, activando en su trayecto gran cantidad de áreas motoras y de asociación que se activan en ambos hemisferios de nuestro cerebro, haciéndonos como consecuencia más diestros y rápidos a la hora de hacer algo.

Caso contrario sucede con el aburrimiento, la frustración y la falta de motivación laboral, donde la oxigenación, la estimulación intelectual y los procesos creativos son erradicados por el cortisol y la oxitocina entre otros neurotransmisores.

Por ende, si el día de hoy consideras que tus talentos y capacidades son superiores a la satisfacción y los retos que encuentras en tu empleo actual, tal vez sea momento de generar un cambio, ya sea emprendiendo ese proyecto que has traído entre manos durante mucho tiempo y que te llevará a cultivar tus verdaderas pasiones, o buscando un empleo que represente un nuevo reto en el cual aspirar a realizarte nuevamente de manera personal y profesional, ¿No crees?

Escríbeme tus comentarios, como siempre me dará mucho gusto el poder leerlos.

Hola, ¿en qué podemos ayudarte?