Soft Skills para emprendedores sociales

Por: Becky Irigoyen Palacios

¿Te gustan las causas sociales?, ¿Has participado en diferentes asociaciones y grupos de apoyo, pero tienes la inquietud de iniciar tu propio emprendimiento social?

¿No sabes si tienes las habilidades requeridas para iniciar este emprendimiento o crees que es una corazonada, un sentimiento pasajero?

Existen ciertas Soft Skills (habilidades blandas) que puedes trabajar desde un plano personal  para conocerte y saber si tienes las habilidades ideales para este nuevo proyecto emprendedor.

Leonardo Velásquez, encargado de Cooperación Sur, de la Agencia de Cooperación Internacional de Chile, señala tres razones por lo cual se organiza la sociedad civil para participar en proyectos  sociales; uno de ellos es cuando el ecosistema no tiene los elementos económicos o sociales para apoyar a la misma sociedad, hablamos de los países en vías de desarrollo, donde sus necesidades son tan básicas, como agua, drenaje, alimento, salud, que no tienen los recursos para apoyar otras necesidades sociales. Otra es cuando la misma sociedad necesita ser la voz de las necesidades actuales y nadie las conoce porque nadie los “escucha”. Otra es porque la sociedad civil necesita ser apoyo social de las necesidades existentes, ya que los organismos no se dan a vasto.

Así es como se inician los emprendimientos sociales, una propuesta de ayuda para organismos de la sociedad civil que se ven rebasados y que necesitan de estos tipos de modelos para fortalecerse.

Las Soft Skills o habilidades blandas son aquellas competencias de un individuo que hacen referencia a rasgos de su personalidad, también podemos conocerlas como habilidades interpersonales. Estas habilidades nos permiten relacionarnos con otras personas, expresar sentimientos, opiniones, deseos o necesidades en diferentes contextos o situaciones.

Algunos grupos de voluntariado hablan de la empatía, escucha activa, comunicación asertiva, mediación de conflictos, como Soft Skills básicas de los voluntarios que quieren participar en proyectos sociales. Otros grupos de gestión social hablan de empoderamiento en los colaboradores e innovación. Cada una con un interés en particular, pero con grandes fortalezas para trabajar en emprendimientos sociales.

Podemos enumerar 10 Soft Skills que puedes trabajar para incorporar un emprendimiento social:

  1. Comunicación: La comunicación asertiva es una de las competencias más efectivas para el trabajo comunitario. Estructurar el mensaje de forma entendible para el receptor, escoger el canal de comunicación ideal para cada persona y acontecimiento, saber las necesidades del receptor y sus capacidades de comunicación, es una tarea compleja. Si alguna pieza no funciona en este esquema de emisor, mensaje, canal, receptor, se puede malinterpretar las cosas y originar pérdida de información o sentimientos confusos.

Para fortalecer esta habilidad es necesario pensar con claridad, expresar tus opiniones de forma abierta y positiva, escoger el canal adecuado, el mensaje idóneo y el momento ideal, estar abierto a la retroalimentación y a la escucha abierta, para establecer una comunicación asertiva.

  • Liderazgo: Todos somos líder de algún proyecto, todos tenemos las cualidades para serlo, es cuestión de trabajarlo. Necesitas brindar apoyo, sugerencias, control, seguimiento, para la unión de tu equipo de trabajo, para determinar metas y realizar trabajos comunitarios en conjunto.

Tu asesoría y orientación llevará al equipo al éxito.

  • Colaboración: Encontrarás emprendimientos sociales en todo el mundo y seguramente ya hay causas semejantes a la tuya, la colaboración entre estos grupos fortalece la causa, se crean redes de apoyo y aprendes de sus éxitos y fracasos.

Cuando trabajas en solitario, podrías tardarte mucho en llegar a tu meta planeada, el camino en soledad a veces desmotiva o te lleva a claudicar, en cambio, un camino en colaboración puedes encontrar un apoyo de camarería que te impulsa a seguir, se hace más llevadero, con más ideas y metas en común.

  • Organización: Pensar, actuar y sentir en armonía va de la mano de una organización estructurada, establece metas claras, parámetros concretos y herramientas precisas que te llevarán al éxito en cualquier tarea que emprendas. La organización mental, conceptual, social y material ayuda a alinear metas, es estrategia eficaz para establecer proyectos sociales.
  • Resolución de problemas: cualquier situación que se nos presente detona una situación a resolver. Resolverla de la mejor manera es el reto. No siempre el resultado será el adecuado, pero la capacidad para afrontar la situación, idear una estrategia y llevarlo a buen termino es ahí donde se trabaja la habilidad de resolución de problemas.

Escuchar al equipo, las recomendaciones, nuevas estrategias de solución, formar un equipo unido y comprometido.

Esta habilidad la puedes ir desarrollando desde el ámbito personal en cada situación o problema que hayas resuelto, pregúntate ¿qué hice?, ¿cómo lo resolví?, ¿qué estrategias utilicé?, y sobre todo evalúa el resultado.

  • Empatía: Esta habilidad nos da la oportunidad de entender y percibir la forma en que las personas sienten y enfrentan determinado problema o necesidad.

En la medida que logremos desarrollar esta Soft Skill lograremos en una visión retrospectiva ver la problemática que viven las personas desde su visión para entender y encontrar una solución propia a sus necesidades y sentimientos.

A una mayor empatía hay una mayor solidaridad.

  • Trabajo en equipo:  El trabajo colaborativo es explosivo. Si nos imaginamos las ondas de movimiento que surgen en el agua cando aventamos una piedra, así se percibe el trabajo en equipo dentro de un emprendimiento social, lo poco que se haga en un inicio si tenemos un equipo fuerte y solidario, la expansión de la solidaridad y de la empatía se multiplica exponencialmente.

El trabajo en equipo no solo es un trabajo interno, sino de reflejo al exterior. El equipo interno, trabaja de forma coordinada y con metas claras, pero de igual forma da frutos hacia la sociedad y su comunidad.

  • Adaptabilidad: Los cambios siempre existen, los factores externos que mueven la planeación están al orden del día, un día lluvioso, falta de personal, la ayuda que nunca llegó, etc. Son elementos fuera de nuestro control. Lo mejor que podemos hacer es ser flexibles y adaptarnos a las nuevas circunstancias.

De nada sirve estresarnos, enojarnos o buscar culpables, una nueva planeación es lo que necesitamos, adecuarnos a los elementos existentes y sacar el mejor provecho a pesar de las circunstancias para no perder la meta propuesta. Es ahí donde se trabaja esta habilidad. Adaptarnos al nuevo plan o proyecto necesita el reconocimiento de las habilidades del equipo, de tu creatividad y flexibilidad, y sobre todo buena cara para sacar lo mejor del momento.

  • Innovación: La innovarción  es sumamente importante en el desarrollo de cualquier empresa, pero cuando se trata de un emprendimiento es más favorable para encontrar huecos de oportunidad en la cadena de valor de un producto o servicio. Es buscar nuevas ideas, soluciones y hacer cambios que generen mejores resultados.

No solo es adaptarse a las nuevas tendencias, sino participar constantemente en los cambios que se presentan a nivel local, nacional y mundial en temas de organizaciones no gubernamentales (ONG).

En los emprendimientos sociales la innovación es la diferencia al encontrar soluciones sociales a los problemas actuales.

  1. Gestión del tiempo: Si hablamos de un emprendimiento social, hablamos de un proyecto voluntario y sin fines de lucro; es decir, que seguramente tendremos otro emprendimiento o negocio que debemos atender y que de alguna forma es el sostén de tus gastos personales o familiares.

La familia, los amigos, tu cuidado personal son elementos importantes en tu día a día y que necesitan un espacio en tu agenda. Son muchas “esferas” con las que tienes que lidiar y ninguna es más o menos importante que la otra. Cada una tiene un porcentaje de necesidad, sepáralas por prioridades y necesidades, elige el tiempo idóneo para cada cosa, cuántas veces al día, a la semana, al mes o al año.

La habilidad de gestionar correctamente el tiempo para cada “esfera”, (familia, amigos, salud, ocio, negocio, emprendimiento social) es lo que necesitas trabajar para tu crecimiento personal.

Y ahora a trabajar, reconoce tus Soft Skills  ¿Cuentas con la mayoría? ¡Felicidades!, Evalúa también a tu equipo de trabajo y si sigues con ese espíritu social de ayuda, de comunidad, de cambio, adelante.

Haz que este proyecto emprendedor comience a dar frutos y cambios en la sociedad.

https://www.wrike.com/es/blog/como-desarrollar-las-habilidades-esenciales-de-un-gestor-de-proyectos/

https://asana.com/es/resources/project-management-skills

https://magnet.xataka.com/un-mundo-fascinante/la-empatia-es-tan-esencial-para-nuestras-relaciones-sociales-que-hasta-los-animales-la-tienen

https://www.agci.cl/index.php/noticias/columna-de-opinion/1014-organizaciones-de-sociedad-civil-osc-cual-es-su-rol-en-la-cooperacion-internacional

Hola, ¿en qué podemos ayudarte?