Uniforme o disfraz

Por: Carlos Méndez

En el mundo, hay de todo y cuando las cosas se ponen difíciles, el delincuente lo hace todavía más complicado. Digo esto para advertirle el modo de operación de los delincuentes, que hoy usan uniformes para hacerse pasar:

  • Por personal de salud.
  • Encuestadores.
  • Vendedores de gas.
  • Deportistas.  
  • Policías.

Se trata de delincuentes que prácticamente se disfrazan de algún oficio o profesión para ganar la confianza de la víctima. Generalmente, las víctimas son seleccionadas desde redes sociales, con ayuda de sus publicaciones para conocer sus gustos, preferencias y hasta sus necesidades.

La información obtenida, sirve para ser usada en contra de la víctima, por ejemplo:

Si la víctima publicó en sus redes sociales que requiere del servicio de fontanería, el delincuente consigue uniforme y herramientas para hacerse pasar por un fontanero. Lo mismo sucede cuando se requieren servicios de enfermería, telefonía, electricidad, cerrajería e internet por mencionar algunos ejemplos.

La avaricia sumada a la imaginación del delincuente reduce un honorable uniforme a un disfraz para delinquir.

Tenga cuidado porque se avecinan tiempos difíciles, ya tenemos una pandemia encima, una economía que lejos de recuperarse, todavía va en caída libre, inflación al alza y los especialistas en economía alertan sobre un shock de liquidez en este 2022.

Tome sus precauciones porque la cuesta de enero está a la vuelta de la esquina y no va a faltar aquellos que se hacen pasar hasta por deportistas para acercarse a las víctimas para cometer el robo en plena vía pública. Tome sus precauciones y no se deje sorprender por estas ingeniosas formas de delinquir.

En otras ocasiones y en este mismo espacio, les he advertido sobre los riesgos a los que estamos expuestos los ciudadanos, por ejemplo, la suplantación de identidad y el robo de datos personales, biométricos y hasta datos bancarios.

En fin, los ilícitos en estos días se reinventan, ya que hoy tenemos hasta fraudes de caridad. Estos se hacen pasar por:

  1. Organizaciones sin fines de lucro.
  2. Asociaciones religiosas.

En el caso de organizaciones sin fines de lucro, en varias ocasiones, se han reportado personas uniformadas con vestimenta muy similar a la de instituciones voluntarias como la cruz roja, aprovechando las fechas en las que se lleva a cabo la colecta nacional. Los delincuentes despliegan campañas por colonias, barrios y hasta municipios, pasando casa por casa y hasta en las carreteras engañando a los ciudadanos con la intención de recolectar la mayor suma de dinero valiéndose de las buenas obras de las víctimas.

Para el caso de las falsas asociaciones religiosas, muchas veces opera pidiendo cooperación voluntaria para celebrar un santo o una virgen, o bien, para una causa en particular, por ejemplo: ayuda para los migrantes, ayuda para enfermos de COVID-19 y personas en situación de calle.

Sin importar cuál sea el disfraz, los delincuentes se valen de la buena fe de las personas para obtener la mayor cantidad de dinero a través del engaño.

Usted puede prevenir que más personas sean víctimas de estos delincuentes poniendo atención a los detalles en los disfraces que utilizan los grupos de delincuencia organizada, por ejemplo:

  • Conozca los uniformes y colores de las instituciones y asociaciones que usted apoye.
  • Identifique logotipos oficiales.
  • Consulte regularmente las páginas oficiales de difusión.
  • Indague sobre las fechas en que se realizan las colectas oficiales.
  • Cerciórese que los apoyos sean entregados.
  • Pida comprobantes fiscales por las donaciones que realice.
  • No entregue dinero en efectivo.
  • Acuda directamente a las oficinas de las instituciones o asociaciones a entregar cualquier tipo de apoyo.
  • No comparta información falsa que circule por redes sociales.

No hagas cosas buenas, que parezcan malas, dice el conocido refrán, ya que es muy común pedir ayuda para localizar al dueño de una credencial de elector extraviada publicando en redes sociales o en la entrada de algún establecimiento, cuando en realidad se están exponiendo sus datos personales, entre ellos: nombre, apellidos, edad, género, dirección entre las principales.  Recuerde que estos datos pueden ser utilizados en contra de la víctima cuando solicite algún servicio.

Por último, recordarle que usted puede apoyar el movimiento que usted guste, solo asegúrese que no sea un disfraz.

Hola, ¿en qué podemos ayudarte?