Lizeth Arellano

Cineasta ganadora del concurso “Compartir es de valientes” dentro del Festival Internacional de Cine de Morelia.

El Festival Internacional de Cine de Morelia se festeja cada año y es considerado uno de los más importantes de Latinoamérica. Su cuidadosa selección de películas le permite ser un punto muy preciado por la crítica cinematográfica y también el lugar de encuentro entre cineastas mexicanos, el público y la comunidad internacional.

Una de las finalidades es promover a los nuevos talentos del cine mexicano y entre ellos, este año, se destaca la oaxaqueña Lizeth Arellano, Cineasta y Licenciada en Diseño Gráfico y Editorial, originaria de Ayoquezco de Aldama perteneciente a Zimatlán de Álvarez Oaxaca, quien ganó el primer lugar del concurso “Compartir es de valientes” lanzado por Stella Artois, con su cortometraje Máx, una historia conmovedora que nos muestra a un acordeonista ciego que toca en las calles de Oaxaca y que nos comparte sus sueños y adversidades.

Dicho festival es uno de los más importante en México, cuenta con directores y escritores, sus producciones son de corto tiempo de reproducción, pero que llevan mucho tiempo en terminarse: conocí por ejemplo un chico que es de Monterrey, su película tardó nueve años en poder terminarla; así te das cuenta también que otras puertas puedes tocar para seguir realizando tu trabajo porque el cine involucra procesos largos que requieren tiempo y recursos tanto de dinero como de personas.

Al concurso, yo entro buscando una respuesta a un proceso que ya tengo de dos años, es una película, que trata de la historia de mi abuelo. Estando en este proceso, llego un punto donde todo es oscuro, y piensas que el proyecto ya no va a salir y que el tiempo invertido es en vano toda la investigación y esfuerzo que se hizo. Estando en esta etapa de mi proceso un día aparece está convocatoria, se me abrió el cielo y dije: esta es la respuesta a mi pregunta ¿hacia dónde voy?, voy bien, no voy bien, pues cuando tienes los recursos limitados buscas por donde seguir y bueno esta es una opción para el financiamiento del proyecto que estoy queriendo realizar. Si gano, es un festival muy importante, tengo parte del financiamiento. En ese momento sentí que estaba muy completa y que me estaba diciendo la vida: “esto es para ti”.

Empecé a buscar al personaje, porque el tema era hablar de personas que fueron valientes en el 2020, como les afectó la pandemia y que fue lo que hicieron, como lo solucionaron. Y precisamente, este año, yo conocí a un músico que es ciego y él me contó un poco de su historia, esto fue a principios de este año y se me hizo una historia muy interesante, yo creo que fue una revelación, vi el concurso y dije: ya sé de quién voy a hablar, es una historia interesante en cuanto a música y visualmente.

Así fue como empecé un pequeño proceso para hacer un cine minuto que es lo que me pedía la convocatoria. Trabajé dos semanas con Máx, asistí a su casa, le hice una entrevista, fui a su trabajo, realice el guion, me enfoque en las tomas que quería hacer, hasta que se llegó a este cine minuto, lo demás fue llevarlo a concurso y esperar buenos resultados.

Para mí esta experiencia es algo hermoso, poner en alto Oaxaca con mi nombre es un gran logro, al final eso es el arte, el arte te tiene que dar algo, te tiene que hacer sentir y yo lo veía, yo quería que la gente se sintiera triste, porque es un corto muy intenso, muy emotivo, es rápido, pero, muy profundo, tiene alma y, además, como lo mío también es promover la lengua zapoteca, él habla zapoteco, pues somos oaxaqueños, al final él dice en zapoteco: mi sueño es ir a tocar a otro país.

Ganar un premio como este, es también mostrar a otros jóvenes la posibilidad que pueden llegar a tener haciendo cine.
A las nuevas generaciones les daría el mismo mensaje que a mí me ayudo, del director que yo admiro, Guillermo del Toro, “Para hacer una película tú necesitas tener la fuerza de un boxeador y la delicadeza de un poeta, porque las películas son muy duras y largas, necesitas tener la voluntad de decir voy a hacer la película aún con las dificultades que se te presenten y sostener esa voluntad; y poeta, porque tienes que ser muy sensible para contar una historia” y algo importante preguntártelo a ti, si tú tienes esa voluntad, porque el cine necesita voluntad y fe, todos los sueños necesitan eso, si no, no haríamos muchas cosas, creo que es eso primeramente y segundo, si uno quiere hacer cine con que tengas una cámara en tu teléfono ya puedes hacer cine, entonces no se trata de que tengas los grandes estudios o recursos, se trata de que tengas las ganas de realmente hacer cine.

Creo que son dos cosas, que uno se tiene que preguntar: tengo la voluntad, la fuerza, la fé para llevar este proceso y además lo voy a hacer con lo que esté a mi alcance, no hay pretexto para no hacerlo.

La Experiencia en el festival.

Realmente disfrute muchísimo el festival, desde que salí de mi casa, me subí al avión, quería absorber todo para que no se me olvidara la sensación de la primera vez, pienso que cualquier cosa que hagas por primera vez, necesitas estar muy atento, porque ya no va a haber otra primera vez.

Y al vivir esta experiencia, me he dado cuenta de que hay otras directoras oaxaqueñas que están haciendo cosas muy interesantes, que tienen más tiempo, que son más grandes, que están contando historias que ponen a Oaxaca en la mira, hay un gremio, un grupo de mujeres que están hablando de su comunidad, de la lengua, de sus costumbres, tradiciones y las historias que ahí se desarrollan.

Con este logro quiero trasmitir lo orgullosa que me siento por mis raíces, por Oaxaca, comparto mí, felicidad de realizar un sueño, esto puede ser un ejemplo para otras personas, decir, los sueños realmente si se pueden hacer realidad y además los sueños realizados nos hacen mejores personas, hacen que la gente haga menos daño a los demás, entonces creo que eso nos hace mejores seres humanos.

Encuentra su obra en: https://www.youtube.com/watch?v=sxN1s49L7as

Hola, ¿en qué podemos ayudarte?