Edurne Ochoa, Vamos a compartir no a competir

Directora General de Grupo Imanagers, consultoría en imagen & comunicación política; directora e Investigadora de El Cuerpo No Miente; Consultora en Imagen & Comunicación Estratégica, con especialidad en Imagen Política; Asesora y Capacitadora en vocería y crisis.

Con más de 16 años en el mercado mexicano, ha asesorado a gobiernos, políticos y equipos de campaña en temas como: Branding, Imagen Política, Comunicación Política, Crisis, Estrategias en Comunicación No Verbal, Vocería, Marketing Político, y Estrategias electorales.

Autora de “México Enseña” y “El Cuerpo no Miente” libros de comunicación no verbal. Creadora de Gerencia del Discurso no verbal; Columnista y analista en diversos medios; conferencista, capacitadora para ITAM, UDLAP, UVM, OEA, COPARMEX, CCE, AMMJE, ANÁHUAC, TELEVISA, PRI, PAN, PRD, MORENA, MC, entre otros.

Doblemente galardonada por formar parte de los 100 Profesionales Políticos Más Influyentes Del Año por el Consejo Editorial de la revista Washington COMPOL, en el marco de los Napolitan Victory Awards 2017 – 2018; nombrada #MujerInfluyenteDelAño en 2018 por “The Washington Academy of Political Arts & Science”; consejera de #MujeresLíderesAmérica de OEA Parlamentos; consejera del Instituto Poblano de las Mujeres en el Estado de Puebla.

Fundadora y presidenta de #tr3intaytr3smujeres, la primera agencia de equidad social en Puebla que busca el empoderamiento de las mujeres y niñas, la igualdad sustantiva, así como la erradicación de la violencia contra las mujeres.

Seamos mujeres estratégicas

En la curva de aprendizaje las mujeres tardamos muchos años en poder ser referentes, tener experiencia, cuando somos jóvenes nos piden el triple de capacitación a comparación de los hombres.

Si compartes y unes a más personas, empoderas y significa poder tener más referentes, más lideres, gente innovadora y agentes de cambio.

La mayoría de los espacios públicos están destinados para hombres, llegar como mujer a irrumpir espacios históricamente diseñados para hombres porque hay resistencia, descalificación, no nos contratan porque los estereotipos y roles de genero dicen que somos conflictivas, ha habido mucha resistencia, pero se está logrando.

Siempre tuve claro que no quería trabajar para nadie, por eso cree mi despacho, únicamente hay dos hombres, y con las mujeres trabajamos padrísimo

Las nuevas generaciones se enfrentan a feminicidios, la brecha salarial, seguimos ganando entre el 26 y 32% menos que los hombres por hacer exactamente lo mismo e incluso más; irrumpir espacios públicos que estaban diseñados para hombres, solo el 5% a nivel mundial ocupamos puestos jerárquicos, de toma de decisiones, si no llegamos a estos espacios no tendremos políticas públicas y de bienestar.

Tenemos que dejar de culparnos, basta de que si tu hijo va mal en la escuela es porque nunca estas en casa, que si tu esposo te engaña es porque te la pasas trabajando, siempre habrá algo por lo que la sociedad te juzgue. Las mujeres no nacimos para ser madres, ser madre es decisión, eso no te hace más ni menos y entendí que mi pareja tenía que ser alguien que comprendiera mi manera de ver la vida.

En mi caso decidí ser madre con una pareja que entiende y que le damos el ejemplo en casa de que somos equipo, cada quien tiene una tarea; me gustaría que mi hijo quiera una mujer empoderada y el mejor ejemplo para eso es desde casa, que vea que papá y mamá son proveedores, que trabajan, que luchan, que incide.

Las mujeres tenemos que ser autónomas, por un tema de autosuficiencia de supervivencia; los hijos eventualmente se van, si no nos dedicamos a otra cosa nos sentimos frustradas, no sabemos qué hacer. No hay como tener tu propio dinero, si quieras viajar, comer, gastarlo de la manera que quieras, que sea tu decisión, y si hay pareja compartes esas decisiones, no es pedir permiso, es compartir.

Hay que erradicar la violencia, entre más empoderadas somos más violentadas, a los hombres culturalmente les enseñaron que tenían que ser los proveedores, los protectores y los que embarazan; cuando no cumplen una de esas funciones su masculinidad se ve afectada.

La mejor inversión es tu educación

Si una mujer quiere emprender debe tener clara la idea y el capital con el que cuentas; el error, muchas veces, es creer que necesitas una gran oficina, el mejor escritorio, lo más lujoso, de otra manera no vas a poder.

Lo verdaderamente importante es invertir en conocimiento, en capacitación, talleres, conferencias y demás. La oficina es un lugar y ahí se queda; lo que logras es por lo que sabes, eso va contigo siempre, es lo que te da prestigio y reputación.

Cuando eres agente de cambio tienes mucha responsabilidad con lo que dices, para mí, la mayor responsabilidad es ser auténtica, soy muy directa, es importante trascender, tenemos que recuperar la honestidad, no vender cosas que no son, si estoy inconforme con algo hay que expresarlo, si estas de malas no tienes que sonreír porque así nos lo dicen. Así que mi principal responsabilidad es decir las cosas como son, siempre con respeto.

Hola, ¿en qué podemos ayudarte?