Edgar Valenzuela, Director General Adjunto Salón de la Fama México

Actualmente es Director General del «Consejo Nacional de Cinematografía”; empresario, escritor y conferencista internacional en temas de liderazgo, superación y desarrollo personal en la UNESCO; asesor del senado de la república; presidente del consejo directivo y fundador de la «Cámara Nacional de la Mujer».

Desde hace 14 años instituyo en México el «Premio nacional de la mujer» para Latinoamérica, y el «Premio Nacional de Excelencia Profesional» en México, además es director general del «Salón de la Fama México»; creador de la Cumbre de la Salud y Cumbre de la Moda; director general de Cadena Internacional Televisión, y nombrado en el congreso de la unión Doctor Honoris Causa por la Universidad de Cambridge.

Desde sus inicios en el año 1977 el Claustro Mundial se posicionó en el sector académico como el órgano de vinculación más importante para destacar la labor de connotadas personalidades, el cual cuenta con el apoyo y respaldo del gobierno y la iniciativa privada, actualmente está integrado por organizaciones educativas, culturales, sociales y deportivas con representación en 180 países de los 5 Continentes, que rinden Homenaje a hombres y mujeres que forjan la historia y la re educación de la humanidad.

Su fin primordial es reconocer y exaltar los valores de aquellos que han forjado y desarrollado nuestra historia académica. Promoverlos y homenajearlos como una manifestación de agradecimiento a la sociedad a la que sirven y como un estímulo para para que más personalidades e instituciones se sumen a esta labor de lucha por los valores del conocimiento y la preparación.

Para el Claustro Mundial Universitario, el valor del saber y del conocimiento está, únicamente, en el uso y destino que se les dé, y no en sí mismos; su dimensión verdadera está en el beneficio práctico y efectivo que aporta a nuestra sociedad. Con esta finalidad, pretendemos promover una cultura y una educación que se interese primor-dialmente en que seamos más humanos antes que informados y conocedores de las técnicas de la modernidad.

Partiendo de este propósito, unimos y conjuntamos a personas e instituciones relevantes en el mundo de la educación humanista e integral, y nos complacemos de galardonar y reconocer a rectores, académicos y personalidades en general, que trabajan con este altísimo objetivo.

Dentro de sus tareas, está la de integrar grupos de análisis, estudios y opinión con los rectores de las universidades y directivos de los centros culturales vinculados; revisar y evaluar los programas y metodologías de la enseñanza en las que el fortalecimiento del espíritu sea prioritario. Siempre teniendo presente que el primer punto de la capacitación es enseñar a dar, pues esta acción de desprenderse de lo propio para compartirlo es la esencia de la enseñanza.

También pretenden conectar a personas e instituciones vinculadas con esta modalidad, donde la disciplina académica y el mejoramiento físico e intelectual sean sus prioridades.

El objetivo es empoderar la labor que alguna persona realiza y que impacta a la sociedad

“Tanto la investidura Honoris Causa, el Premio Nacional de la Mujer y el Premio a la Excelencia Profesional, se hacen bajo el estricto principio de que la persona que reciba dicho reconocimiento debe realizar una labor a favor de la sociedad y con una exhaustiva revisión de la trayectoria de los candidatos”.

La investidura Honoris Causa suma en la formación de la persona, como persona aumenta su compromiso con su labor y con la sociedad.

Como hombre, mi principal objetivo y compromiso es trabajar por la equidad, igualdad de genero y de oportunidades para las mujeres”.

Hola, ¿en qué podemos ayudarte?