El poder de las velas

Por: Silvana Pugliesse Santos

¿Cuál es el significado de su color?, ¿Cómo pueden ayudarnos?

El uso tradicional de las velas es bastante conocido por todos nosotros; se encienden velas en los cumpleaños, se puede prender una para eliminar los malos olores o el humo del tabaco, para celebrar una cena romántica o cuando carecemos de flujo eléctrico.

La historia de la utilización de las velas tiene su antecedente en la adoración que el hombre primitivo tuvo por el fuego. éste iluminaba la oscuridad, ahuyentaba la humedad, el frío, y protegía a nuestros antepasados de los animales y de las heladas, y sirve, aún hoy, para hacer digerible el alimento.

Para el pensamiento antiguo, el fuego es uno de los cuatro elementos o sustancias fundamentales que componen el mundo material: aire, tierra, agua y fuego. El mito más conocido que nos recuerda el origen celestial del fuego es la historia de Prometeo, que robó el fuego a los dioses para regalárselo a los hombres, poniendo en manos de la humanidad un arma poderosa para su evolución.

En nuestra actualidad y realidad, encender una vela es una forma de crear un ambiente agradable a la vez que transmiten sensaciones y nos trasladan a estados de relajación. Cada color tiene una energía y significado diferente; por ello deberás elegir el color adecuado según el objetivo que quieras alcanzar. Las velas se prenden con una intención y función, por ello es importante la fuerza y convicción que tú apliques cuando las enciendes.

Vela Blanca: El color de la armonía y concentración. Encender una vela blanca ayuda a purificar el ambiente y a protegernos de las energías negativas. Están ligadas al bienestar y la calma personal ya que es el color de la pureza y la energía divina. Las velas blancas serán muy útiles cuando se quiera realizar una limpieza o se busque protección; también ayudan a atraer energías positivas, así como favorecer la sinceridad, esperanza, sencillez y amor puro. Se utiliza para limpiar las energías de la casa; sería buena idea encender una vela blanca, para crear un ambiente positivo y aportará paz.

Vela Amarilla: Es utilizada para reforzar la seguridad en uno mismo y para que nuestra mente se abra a la creatividad. Propicia la buena comunicación a todos los niveles; desde el personal al espiritual, ayuda a obtener un mayor beneficio económico. Se ocupa de aspectos materiales e intercambios comerciales, la lógica, el orden y el razonamiento. Tiene también influencia en el ego de las personas, en su personalidad. La vela amarilla representa la felicidad, la alegría, el optimismo, el éxito y el dinero, es el color de la inteligencia, úsala si quieres triunfar profesionalmente… tener éxito en tu negocio o si quieres tener más dinero.

Vela naranja: Ideal para atraer energías positivas y motivarnos a emprender nuevos proyectos. Las velas naranjas potencian nuestro magnetismo, favorecen nuestro intelecto, creatividad y nos facilitan además la claridad y lucidez mental. Es el color de la iluminación ayudando a solucionar tus problemas. Si estás decaído, pon una vela naranja y te sentirás más optimista y alegre, o si no enciéndela y llegarán ideas geniales.

Vela Roja: Aumentan el nivel de amor en las personas y nos dan vibraciones positivas. También es muy utilizado para fomentar el valor en una persona que va a afrontar algún peligro e incluso es un color protector de las energías físicas y psíquicas. Se utiliza para promover pasión en una pareja y en la vida. Si estás en un periodo inactivo, en el que buscas acción o mover las cosas en algún aspecto de tu vida, prende una vela roja.

Vela Rosa: Color de la unión y la amistad; las velas rosadas se utilizan para rituales destinados a la buena salud. Hacen referencia al amor más sincero, el romanticismo, la dulzura, serenidad y cariño siendo además el color de la compasión y del amor. El color rosa tiene una vibración superior al rojo porque se ha mezclado con el blanco. Si quieres transmitir amor a tu pareja o a la persona que te gusta, utilizarás la vela rosa; también podrías utilizarla para mandarle cariño a una amistad con la que estás enfadado.

Vela Azul: Ayuda a conseguir el autodominio de las emociones y propicia la serenidad en el hogar, la persona y los acuerdos. Ayuda para fomentar los vínculos entre los miembros de la familia y proyectos futuros. Las velas azules incentivan las propias cualidades espirituales como la sinceridad, la fe, la esperanza y la fidelidad. Son ideales para calmar tensiones después de disputas, arreglar una situación difícil entre dos o varias personas y para conectarse con el mundo espiritual.

Si estás en época de exámenes, te conviene encenderlas porque te ayudarán a concentrarte, y estudiar; también si quieres conseguir una mejor comunicación con tus hijos o porque crees que no te sabes explicar bien o que te vaya mejor en el trabajo.

Vela Verde: Es el color de la fortuna y la abundancia, así como de la superación personal y la madurez. Hacen que alcancemos un mejor desempeño físico, intelectual, y una mayor sensibilidad. Se asocian con la naturaleza, fertilidad, crecimiento, abundancia, juventud e incluso la salud. La vela verde se utiliza para la suerte la abundancia, el dinero y la sanación. Si estás corto de dinero, no tienes y quieres ganar más, o alguien a quien quieres está enfermo, pide por él con esta vela.

Vela marrón: Es ideal para consolidar nuestros planes y proyectos, ayuda en los deseos económicos, y protección para las mascotas. Las velas marrones no se utilizan solas. Siempre combinándolas con dorada o amarilla, porque el marrón se asocia con la depresión. Así que siempre combinándolas; si te sientes inseguro, te falta confianza en ti mismo, o si tu mascota está enferma, te conviene hacerlo para que esté protegida. Las mascotas absorben las energías negativas de sus amos. Esto es una forma de ayudarlas.

Vela Negra: Sirven para dejar a un lado las malas vibraciones y deshacernos de las energías negativas que nos rodean o acabar con algo que nos hace daño. Están indicadas para neutralizar situaciones negativas tales como males de ojo y conjuros de magia negra. Representan lo desconocido, lo que no sabes aún.

También son velas de protección, aunque su color indique lo contrario. Si estás pasando una mala racha, te conviene prenderla para limpiar tus energías y las de tu casa. De esta manera estarás más protegido o utilízala si quieres descubrir algo que te esconden.

Vela Plateada: El color plateado simboliza la energía femenina de la luna se utiliza comúnmente en rituales de protección.

Vela Dorada: Simboliza la energía masculina del fuego y del sol, se utilizan las velas de este color para rituales destinados a atraer la suerte y conseguir la victoria.

Velas Moradas: sirven para renovar la energía, poder liberar el karma e incluso poder solucionar asuntos relacionados a la salud. Ayuda a despejar la mente y pensar de manera sensata, es color de los líderes y estimula la percepción psíquica ya que están asociadas a la intuición y a la espiritualidad. Las velas moradas se usan para que cambien las cosas, se muevan o transmuten, una vela morada si quieres aumentar tu intuición y que tu vida espiritual e interior evolucionen.

Recuerden que hay que escoger correctamente el tipo de velas y el tipo de ritual que desean llevar a cabo ya que de eso depende el éxito o fracaso de nuestro trabajo.

Amigos, me quedo a su servicio para resolver todas sus dudas y poder leer todos sus comentarios ya que es parte importante de nuestro crecimiento y así saber en qué podemos mejorar para ustedes. Recuerda que tanto yo como todo mi equipo nos encontramos a tu disposición siempre que lo deseen.

Pueden contactarnos para saber qué tipo de servicios tenemos disponibles en línea ya que por el momento no hay consultas presenciales. Si es que deseas adquirir tus velas preparadas, aprender a prepararlas o simplemente programar una cita para consulta, expansiones o algún otro ritual o trabajo. Estamos a sus ordenes por medio de nuestros teléfonos de contacto (222) 521 2133 (WhatsApp), (222) 707 6688 (WhatsApp).

Aprendan a vivir en gozo y en gloria.
¡¡¡SIGAMOS HACIENDO MAGIA!!!
Con cariño. Vana

Hola, ¿en qué podemos ayudarte?