Gustavo de Hoyos Walther

2024 EN LA MIRA

Cuenta con una trayectoria muy relevante desde distintos puntos de vista, es Licenciado en Derecho por la Universidad Autónoma de Baja California y Licenciado en Administración de Empresas, cuenta con una Maestría en Derecho Corporativo e Internacional con mención honorífica, han sido una constante a lo largo de su carrera los reconocimientos, fue Presidente del Consejo Coordinador de Mexicali del 2003 al 2004, consejero del INADEM, ha formado parte de los Consejos de Administración de diversas entidades como Infonavit, Bancomext, Conacyt, Conalep y Infonacot. Del 2016 a 2020 estuvo al frente de COPARMEX nacional.

Empoderamia, ¿Cuáles son los principales logros y metas que te propusiste; cuáles alcanzaste como Presidente Nacional de COPARMEX?

Desde los documentos fundacionales de COPARMEX está definido que el objetivo central de la organización: reunir, representar y defender los legítimos intereses de los empresarios para que, a través de esa unión basados en los principios de libertad, democracia y responsabilidad social, podamos los empresarios construir un país que brinde oportunidades de prosperidad a todos los mexicanos.

A lo largo de estos cinco años en que pude presidir la organización y trabajando desde los 20 previos, ocupé diferentes posiciones desde lo local hasta lo nacional; en la COPARMEX desde sus fundadores hemos sido muy claros en que nosotros lo que hacemos es defender principios y valores, no interés y privilegios. Cuando hay temas complejos actuamos basándonos en esa filosofía, normalmente uno tiene la brújula bien orientada, en sentido a este trabajo.

Se ha logrado consolidar un sindicato que tiene una larga tradición, tuve la fortuna de ser presidente cuando se cumplió 90 años, no es una construcción de un periodo de un presidente o un consejo, estoy convencido de que fui receptor de un gran legado, en mi momento me toco aportar la parte de la visión, la inspiración del empuje durante ese periodo y estoy seguro de que actualmente quien tenga a su cargo esa responsabilidad seguramente hará mejores esfuerzos para que la organización contribuya eficazmente sus propuestas.

Empoderamia, ¿Siendo presidente de COPARMEX qué te empujo a tomar esta decisión diferente a la postura que tomaron otros líderes empresarios?


Primero que nada, actuar basado en principios, en honrar las convicciones y entender que la responsabilidad que se tiene de la representación.

Yo vivo en baja California y cada semana especialmente en esos años volaba los domingos en la noche o los lunes por las mañanas muy temprano a las 6 de la mañana más de 2,000 kilómetros rumbo a la ciudad de México y de ahí me desplazaba a otras partes del país y todas las mañanas cuando partía, abandonando la familia, las celebraciones que se dan en ese contexto, siempre me decía que lo que fuera a hacer, tenía que valer la pana para que dejar atrás a mi familia.

Si lo que iba a realizar no le aportaba algo a la representación empresarial y al país y entonces cuando había que tomar decisiones complejas, siempre trate de hacer valer este análisis, pero sobre todo, rescato algo que es parte del diario de la COPARMEX cuando uno representa una institución, sea sector empresarial o cualquier otra asociación civil hay que tener muy claro cuál es la misión, el concepto de inspiración de valor y en este caso cuando nos inspiramos en principios, cuando defendemos los valores, cuando no nos guiamos o nos dejamos seducir de los privilegios, normalmente la brújula queda bien orientada y el resto, un poquito de templanza para aguantar las cometidas que se reciben, a veces juego mío y a veces desde el poder.

Empoderamia, ¿Cómo visualizas la tendencia, hacia donde piensas que va la economía mexicana y la democracia?


Abordo estos dos temas por separado, aunque tienen íntima relación, simplemente por relación de método, en el caso de la economía:

Una gran fortuna de nuestro país es que derivado de la acción de millones, de micro, medianos, pequeños y grandes empresarios México logro evolucionar de aquella llamada economía mixta a una verdadera economía de mercado, donde este conjunto de millones de géneros económicos, hoy tienen la aportación sustancial en materia de inversión, en materia de afiliación de empleos, en pocas palabras el sector privado es el que mueve la economía mexicana.

¿Por qué traigo esto a la mesa? Porque esta solidez, esta conformación del 80 – 20 es del 80% del sector privado (claro no hablo de las grandes corporaciones), hablo de cada uno de los sectores individuales, es lo que permite dar gran resistencia a la economía aun a pesar de los múltiples actos que se están cometiendo, tenemos la fortuna de tener como vecinos y como principales comerciales un país que tiene también sus problemas en el ámbito económico, ha aumentado en los últimos años y mantiene ahora mismo una ruta de crecimiento y eso de alguna manera ayuda, y ayuda mucho a la economía mexicana.

En el ámbito político, hablaré de la democracia, estamos en un punto de infección, donde el país puede fortalecer sus decisiones democráticas, puede tener una severa regresión, recuerden que México tuvo un proceso evolutivo no exentó de problemas, lento, culposo con muchos retrocesos, pero que permitió que paulatinamente tuviéramos un arribo de la democracia, en aquellas elecciones que nadie confiaba, muchos actores de izquierda del centro y derecha fueron construyendo esta evolución que permitió que las oposiciones en conjunto, primero ganaran algunas alcaldías, algunas posiciones en los congresos y una reforma política y paulatinamente paso a paso logramos tener al final del camino esta primera evolución un fenómeno de alcance política. Con la llegada del presidente Vicente Fox a la presidencia del país, ahora por tener un recuento muy rápido, salvo el caso de 3 estados, en la totalidad de los estados hemos tenido alternancia, en el caso de las gubernaturas, todas han tenido formas de alternancia, tenemos una democracia vibrante, es más tenemos más posibilidad de cambiar equipo. Los mexicanos si hemos cambiado de corriente política a la hora de elegir presidente, eso habla de una democracia madura, vibrante.

Soy un defensor del Instituto Nacional Electoral con todas sus imperfecciones, pero, ha sido el vehículo que ha permitido que tengamos un buen árbitro, una buena cancha donde se puedan dividir las controversias al censo del poder, por eso debemos garantizar que exista plena independencia del poder judicial y por eso tenemos que salvaguardar a los órganos independientes y autónomos del estado Mexicano; algunos desafortunadamente ya han sido deconstruidos por el actual gobierno o de plano demolidos, pero todavía hay algunas columnas bien planteadas, el caso del Banco de México etc. poder superar las imperfecciones del régimen presidencialista, con esta construcción de órganos que son autónomos, que son colegiados con un criterio personalizado, con una rotación más allá de los sexenios, este conjunto de elementos son los que nos dieron un país con la con solidez que tenemos, la tarea que ahora tenemos es asegurar que tengamos un proceso de evolución y no de regresión.

“Mi objetivo es tener una gran propuesta con la visión de un México ganador” -Gustavo de Hoyos Walther

Empoderamia, ¿Qué le recomendarías a los lectores hombres y mujeres de negocios de distintos tamaños y distintos giros, que están preocupados por la evolución del país?


Primero en el ámbito micro y en el ámbito propio, no dejarse paralizar por el miedo, si uno espera que las condiciones sean perfectas, puede que nunca puedas arrancar, dice un autor “Los barcos en el lugar donde están más seguros es en el puerto, pero los barcos se construyen para salir al mar” en el mar hay tormentas lo que hay que tener, es entrenamiento y análisis para saber cuándo salir y cuando no, el cómo abordar esas tempestades de tal manera que lo primero que diría cualquier empresario, cuiden sus riesgos, tomen sus salvaguardas, calcule sus capacidades, pero nunca quedarse inmovilizado por el miedo, porque las oportunidades también surgen de las tormentas y si nosotros no las aprovechamos, no tengan duda que esas espacios alguien lo va a ocupar.

En el ámbito de la responsabilidad social me parece que los empresarios de todos los tamaños tenemos una gran responsabilidad por nuestra propia naturaleza, y es ejercer un liderazgo cotidiano con nuestros colaboradores, puedan ser dos o tres o quizá dos mil o tres mil colaboradores, pero somos líderes sociales por definición, así es que nos corresponde, ser agentes promotores del cambio para que logremos a través de la participación que el país vaya construyéndose día con día.

Empoderamia, El sector empresarial te ve como un líder que los puedes representar con fuerza, tienes mucha credibilidad, algunos te ven y les gustaría verte como candidato a la presidencia del 2024 ya sea en un partido político o independiente, ¿Qué piensas de esto, que tienes en tus planes?

Responderé con total transparencia, creo que la misión de hoy es en lo que estoy ocupado.

En el liderazgo de Sí por México el objetivo es lograr construir una candidatura de unidad, con credibilidad y con oportunidad rumbo a las elecciones del 2024, hay una serie de objetivos y uno de ellos es tener una gran propuesta de visión del México ganador, es indispensable tener un grupo de ciudadanos comprometidos, políticos de primer nivel, que puedan presentar una gran propuesta para la renovación del Senado de la República de la cámara de diputados de las 6 gubernaturas que están en juego en el 2022 de las 2 que estarán en juego el 2023 y de las 9 que estarán en juego en el 2024.

Hoy por hoy, mi preocupación y lo menciono con toda claridad, es tratar de aportar con las capacidades que pueda tener, de credibilidad y de concentración, a que se logre esta coalición, hicimos ya en el 2021 la coalición más grande que se pudiera haber registrado en este país en medio de una pandemia, logrando que hubiera una coalición de 215 a 300 candidatos a diputados de 11 a 15 gobernadores y prácticamente del 92% al 93% de las candidaturas, esto lo construimos sin experiencia previo a un año de pandemia.

Estoy absolutamente convencido y no tengo ninguna duda, de que la experiencia ganada por varios ciudadanos que tuvimos que ver de una manera muy notoria, nos va a permitir lograr construir esta masa crítica para que el país pueda enderezar el rumbo para el 2024.

El rol que me tocara jugar a mí en esto, lo definirán las propias circunstancias, yo no tengo sueños guajiros ni tampoco pesadillas a que ocurra cualquier cosa, lo que si tengo claro es que hoy por hoy hemos construido hacia atrás, tengo una gran responsabilidad de tratar de construir este escenario, este camino de unidad, y tengo la absoluta convención de que cuando te toca ir enfrente hay que ir enfrente, cuando te toca ir en medio hay que ir en medio y cuando te toca apoyar hay que apoyar, no tengo ninguna duda de que voy a estar trabajando de aquí al 2024 en la construcción de una propuesta de unidad de que estoy absolutamente convencido que se va a lograr ser victorioso en el 2024 con el apoyo de políticos y muchos ciudadanos para ser que sea un país que rinda a todos según sus circunstancias y oportunidades de prosperidad.

Hola, ¿en qué podemos ayudarte?