Manuel Bayardo

Soy de Tepic Nayarit abogado de profesión, pero experto en Ventas. La profesión que ahora ha demostrado ser el arma principal en los Negocios.
Siempre fui muy ambicioso, entonces decidí que quería ser empresario, pero ¡imagínate! sin capital, con toda la timidez y la inseguridad de mi juventud; era muy difícil, pero tenía una cuestión que me ayudó mucho: tenía hambre de triunfar; y empecé a tomar todo tipo de seminarios de superación personal, de desarrollo humano, de relaciones humanas, de control metal, dianética, liderazgo.

Pero aun así, yo no encontraba algo que realmente me hiciera un clic; que me cambiara eso que yo quería lograr. Ser alguien diferente, y por fin después de muchos seminarios… me recomendaron un libro que realmente me cambio la vida; “piensa y hágase rico” de Napoleón Hill. Ese libro durante muchos años fue el más vendido. Habla de la riqueza material, es el libro que más millonarios ha hecho. Habla de la riqueza en general del ser humano, la riqueza mental, espiritual de todo tipo, ¡es un librazo!, ahí empezó mi cambio. Yo lo leí a los 16 años, y una de las cosas que decía; es que todo lo que quisiera lo convirtiera en un deseo ardiente; que lo apuntara por todos lados; y claro, tapice mi recamara de automóviles y en cosas que verdaderamente eran imposibles, aparentemente inalcanzables.


La oportunidad me llego por parte del Sr. Torner, mi gran mentor. Cuando tuve la oportunidad de conocerlo yo iba a cumplir 23 años y el Sr. Torner tenía 37 años; y a esa edad ya contaba con una fortuna superior a 600 millones de dólares; y eso en 1972 (son unos varios miles de millones al día de hoy); con 178 compañías, en 14 países del mundo, y un millón de empleados.


Lo notable de esto es que venía de una familia no pobre; sino verdaderamente miserable. No termino la primaria porque tenía labio leporino y paladar perforado, 27 operaciones. No obstante, hablaba gangoso, él era de los mejores oradores en el mundo y ese hombre empezó a cambiarme la vida

Para ese entonces mi abuelo había muerto y mi padre había heredado, y gracias a eso yo pude comprar una franquicia con el Sr. Torner, ¡mi primera franquicia con la que empecé en el mundo de los negocios! Era de cosméticos, fueron 5 años de batallar, pero después de muchos años aprendí a vender a tener confianza en mí mismo; a ser un líder, a crear organización y llego un momento en el que mi organización era la numero 1 a nivel nacional. Yo les ganaba con mucho porcentaje, ya tenia 9 clínicas de estética y llegue a tener ingresos muy superiores a los 250mil pesos mensuales; y logré lo que parecía un sueño, una locura se convirtiera en una realidad.


Yo emprendí en el mundo de los negocios muchas veces, he tenido diferente tipos de empresas, he quebrado 2 veces, así, de tener millones a no tener nada, y tener deudas y volver a levantarme; decía el Sr. Torner, no importa las veces que te caigas sino lo rápido que te levantas, y para mí eso se convirtió en un credo, la mayoría de los hombres que han tenido éxito se han caído, han fracasado, donde se ve de que estas hecho es cuando fracasas, y ves que tan rápido te recuperas y te levantas, esa ha sido mi filosofía.


Con la pandemia que estamos viviendo muchos empresarios se quejan porque las cosas han sido difíciles económicamente, mi labor es reactivarlos, algunos me tachan de arrogante; lo que pasa es que ya he quebrado 2 veces, les digo, y sé lo que es estar sin un cinco, y sé lo que es perder todo, no tener muebles, dormir y comer en el piso, entonces, esto no me asusta, sé como salir de esto, se cual es el camino para recuperarnos, todo eso gracias a las ventas.


Una de las cosas que la gente tiene como anhelo es ser empresario, por que 89% de los hombres más ricos del mundo son empresarios, el resto son artistas o deportistas; nos han programado para asimilar una cantidad de información inservible que no es funcional, envés de enseñarnos a pensar, nos han enseñado a memorizar para pasar un examen y eso no sirve de nada; el ser humano debe aprender a pensar y eso es el reto más grande del mundo de los negocios, y la puerta de entrada a este mundo son las ventas, en la medida que sepas vender es la medida en que puedes llegar a tener éxito en la vida.


Es increíble que la gente invierta mas de 30 años en prepararse para empezar a buscar trabajo y encuentran trabajos mal pagados, una carrera en ventas en el mundo de los negocios te debe tomar entre 3 a 5 años, 7 exagerando, pero ¿qué pasa? los dueños de las universidades, ¡son grandes empresarios! por eso crearon los diplomados y maestrías, para mantener a la gente pagando.

Nadie se asombra que no están ganando dinero y al contrario están pagando, pero empiezas tu carrera en el mundo de los negocios, en las ventas y todo el mundo esta al pendiente y al tercer mes ya quieren que seas rico, no se dan cuenta que el proceso más difícil es cambiar tu mente, cambiar tus creencias; Albert Einstein dijo “no puedes resolver un problema con la misma mente con la cual lo creaste, necesitas cambiar la mente y la creencias”, y eso toma entre 3 y 5 años desarrollar las habilidades necesarias para lograr ser un empresario.


La mejor carrera en el mundo es ser empresario y empieza en ventas, estamos acostumbrados a ver el vendedor no profesional, al que da lástima, que anda rogándole a la gente que le compre, pero si un vendedor es profesional necesariamente debe ser rico, y para eso hay que prepararse hay que estudiar, hay que prepararse a propósito; cuando alguien llega a querer formar parte de mi equipo lo primero que le pregunto, ¿en los últimos 6 años cuanto has invertido en prepararte para construir la fortuna que has soñado tener? y la mayoría me responde nada! Pero, ¿es ilógico que un pobre te enseñe a ser rico o no? si quieres ser rico debes estudiar a los ricos, como piensan, que hacen, como actúan, la gente piensa que los ricos son flojos, todos los hombres empresarios que conozco se levantan 4:30am, incluso su familia, sin tener necesidad.

Bayardo Business Group
Hay muchos seminarios de ventas, muchísimos. Pero la diferencia es que la mayoría de esas personas que los imparten, son empleados, empleados de una empresa que vende seminarios de algo y ellos jamás han tocado una puerta para vender algo.


Yo toqué puertas vendiendo cosméticos, seguros de vida, acciones de una empresa. Toqué puertas vendiendo casas, exclusivas para vender propiedades, de todo tipo, he formado organizaciones de ventas, exitosas, lo que yo les comparto no son teorías, son vivencias, son cosas que me consta que funcionan y les enseño cómo funcionan y porqué funcionan, y eso hace una diferencia enorme.
Esa es la diferencia con los otros, nosotros sí sabemos vender, entonces es una trayectoria de 48 años que pongo al servicio de cualquier persona. Yo digo un vendedor debe ser un comisionista, debe ser una persona independiente. Si a un vendedor le dan un sueldo, lo convierten en un empleado, le matas el espíritu emprendedor ya no sirve como vendedor porque ya está en la comodidad de un sueldo. Y un empresario no está a expensas de que le den un sueldo, es un formador de gente exitosa.


El líder forma gente que se vuelve rica. A través de 48 años he ayudado a formarse a 8 millonarios documentados que te lo pueden decir de viva voz. Incluso tienen más éxito económico que yo. ¡Qué importa! no es importante cuánto hiciste tú, sino cuantos empresarios formaste. Las ventas siempre van a ser la profesión más importante. ¿Por qué? Porque la profesión de ventas lo involucra todo. Todo el mundo está vendiendo algo, qué tan bien sabes vender, tus cualidades, tus talentos.


Yo te puedo decir que el gran problema de la mayor parte de mis clientes que son grandes empresarios son las ventas. Empresas muy grandes. Te asombraría que el 99.9% no tienen ni siquiera un líder de equipo. Tienen director de ventas de membrete, pero no saben lo que es. No saben cómo entrenar a la gente. A la gente se le entrena a diario de lunes a sábado, todos los días.


¿Quién debe entrenarse en ventas?
Para empezar el empresario, porque si no se entrena el dueño y él entrena a alguien en su lugar, y esa persona se le va, y se queda en ceros otra vez. Entonces tú debes saber más que tu gente. Tu gente no puede saber más que tú. Si tú estás preparado y estás formando gente, estás formando al líder de equipo, el coordinador de eventos, el gerente de eventos e incluso un director de ventas. Pero tú eres el director general, tú los estás preparando. Se te va el director de ventas y ya tienes al gerente que está en preparación y lo preparas más fuerte para que suba a director de ventas y formas, dos o tres gerentes, entonces tú no dependes de nadie. Esa es la parte importante.


Lo que les recomiendo a los empresarios es que sean más humanos, que se preocupen por formar a su gente. afortunadamente hay una tendencia actualmente en el mundo, hacia ser más humanos. Es más, hay un banco ingles qué habla de la banca humanitaria, de tomar en cuenta al cliente, de no explotarlo, de tomar en cuenta a sus empleados, de tomar en cuenta a la gente. Porque finalmente la gente es lo más importante que hay, porque todos los negocios los hacemos con gente. Entonces, si no nos humanizamos más, si no estamos conscientes de la necesidad de formar gente exitosa que no nada más el dueño sea el éxito, sino que toda su gente sea exitosa.



Hola, ¿en qué podemos ayudarte?