Estrategias para blindarte en época de crisis

Por Alejandro Saracho
CEO Reconfiguración Financiera
Autor de los libros Reconfiguración Financiera y Mapa de Riqueza
info@reconfiguracionfinanciera.com

La crisis económica, que actualmente se está presentando en México y en otros países del mundo, ya no es sólo un “mito” o algo lejano, es una realidad.

La inestabilidad que trajo consigo el COVID-19, ha hecho temblar a más de una nación (incluyendo potencias mundiales como Alemania o Estados Unidos), y, a su vez, trajo muchos cambios, desde económicos hasta sociales.

Muchas empresas están recortando personal. Muchas otras, no están pagando salarios y otras más, temen desaparecer

Y aunque el panorama podría lucir un tanto desalentador, aún estamos a tiempo de blindarnos a nivel finanzas personales.
Es por esto, que me gustaría compartirte 10 estrategias para blindar tus finanzas y no fracasar en el intento:

  1. Reduce gastos: Una de las peores cosas que puedas hacer durante una crisis / recesión, es continuar con los gastos de tu estilo de vida como si nada pasara. No estoy diciendo que cortes todo, sino que realmente valores lo que sí necesitas…y lo que no tanto. Esto te permitirá poner dinero en áreas de tu vida que sean realmente importantes.
  2. Cero gastos nuevos: Aunado con el punto anterior, es importante que no adquieras deudas nuevas o incrementes tus gastos. El panorama es tan incierto, que no sabes cuándo puedas necesitar el dinero que tenías disponible, y que destinaste a ropa nueva o compras en línea. En esta cuarentena, la “ventaja” es que no podemos salir a gastar ese dinero.
  3. Blindaje: Te quiero recomendar 2 tipos de blindaje. El primero, consiste en tener disponible (en tu cuenta de banco, por ejemplo) al menos 3 meses de tu presupuesto mensual. De tal manera, que si te quedas sin trabajo o el negocio no va tan bien, puedas seguir solventando tus compromisos mensuales. Este dinero no es para que lo gastes, es para tener un colchón ante cualquier imprevisto.
    El segundo tipo de blindaje son los seguros. Si siempre pospusiste tener un seguro, este es el momento adecuado. Si tú o alguien de tu familia contrae COVID-19, o si alguien sufre un accidente, un seguro te ayudará a no desembolsar miles de pesos en hospitales y gastos médicos o en el peor de los escenarios, a dejarlos protegidos. Es mejor estar prevenido y blindado.
  4. Entradas de dinero: Si sólo tienes una fuente de ingresos, definitivamente es momento de considerar tener más. Si por alguna razón, eres de las personas que se quedan sin empleo, te quedarás con “cero” fuentes de ingreso. Mi mentor, Keith Cunningham, a quien llaman el “Padre rico”, suele decir que “el peor número de los negocios es 1”, porque siempre es bueno tener más alternativas y diversificar. Es por eso que debes de buscar aumentar tus entradas de dinero. En este punto, puedes monetizar tus talentos y habilidades, hasta que tengas lo suficiente como para comenzar a invertir.
  5. Almacén: No caigas en las compras de pánico, esto puede causar salidas de dinero sin sentido y muy frecuentes. Te recomiendo tener un almacén de productos no perecederos, los cuales te permitan estar protegido si llegara a haber escases.
  6. Aprendizaje Continuo: Otro consejo que me encanta darle a quienes toman mis entrenamientos, es sobre el aprendizaje continuo. Es decir, que estés encerrado en tu casa, no significa que no debas continuar aprendiendo. Ahora es un gran momento. Esto te permitirá tener ventajas laborales cuando todo esto haya pasado.
  7. Mentalidad online: ¿Qué está pasando con los negocios físicos actualmente? Muchos han tenido que bajar la cortina por el riesgo de contagio de COVID-19. Pero, ¿qué está pasando con los sitios online?, sus ventas han crecido exponencialmente. Y no es sólo por la pandemia, las propuestas online y sitios de membresía son el futuro de los negocios. Este es un buen momento para que explores la idea de crear por fin el tuyo.
  8. Infórmate: Algo que puede parecer obvio, pero que también puede hacer la diferencia, es mantenerte informado. Busca los medios que más te hagan sentido y toma acción con base en fuentes confiables.
  9. Aprende de tus errores: Si previamente has vivido otras crisis económicas, y te has dado cuenta de que caes una y otra vez en el mismo error (tales como desinformación, que no tengas un respaldo o un colchón), es momento de que aprendas de tus errores.

Recuerda que las crisis son ciclos, y un ciclo económico dura entre 7 y 8 años. Aborda lo que te haya faltado preparar, genera más ingresos, protégete a ti y a los tuyos, e infórmate…

Toma tus precauciones, sigue los consejos que te hagan sentido y, por favor, cuídate.

No olvides que, si tú no cuidas tu dinero, nadie más lo hará por ti

Hola, ¿en qué podemos ayudarte?